Publicidad

Publicidad

Viajar con diabetes

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (10 de Julio de 2013)

© Jupiterimages/Digital Vision

Tanto si quieres viajar a Noruega como a Perú, ya sea en coche o en avión, la diabetes no tiene por qué ser un impedimento. Lo más importante es preparar todo lo necesario y planificar el viaje para evitar variaciones en los niveles de glucosa en sangre (hiper e hipoglucemias) mientras se está de vacaciones.

Los diabéticos insulinodependientes o los que están en tratamiento con antidiabéticos orales pueden evitar las fluctuaciones de la glucemia aún estando fuera de casa. Simplemente se deben cumplir algunas recomendaciones que no tienen por qué estropear unas vacaciones.

La preparación comienza al hacer la maleta: ¿qué se debe llevar una persona con diabetes? ¿Qué hay que meter en el equipaje de mano? ¿Qué es necesario facturar? ¿Dónde hay que guardar la insulina para que no se altere durante el viaje?

A la hora de planificar un viaje es muy importante el destino. Por ejemplo: ¿cuál sería la pauta de insulina durante un vuelo muy largo que se extiende a través de varias zonas horarias? ¿Qué hay que hacer si se sufre jet lag? También es recomendable conocer las normas de utilización de los servicios sanitarios en el país de destino y localizar de antemano un centro médico de referencia.