Vacuna del meningococo B: ¿Cuál es la vacuna contra el meningoco B?

Autor: Terry Gragera (1 de Marzo de 2016)

La vacuna contra el meningococo B se denomina Bexsero®. Se trata de una vacuna que inicialmente fue de uso exclusivamente hospitalario hasta que el 18 de septiembre de 2015 fue liberada por la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios), pasando de “medicación de uso hospitalario” a “prescripción médica no restringida”. Desde ese momento, Bexsero se puede adquirir en las oficinas de farmacia con la pertinente receta del médico.

Así, a partir del 1 de octubre de 2015, la vacuna contra la meningitis B se comercializa en las farmacias españolas. No obstante, no puede encontrarse en todas, ya que la gran demanda ha generado problemas de desabastecimiento que, según el laboratorio fabricante, se resolverán a partir de la primavera de 2016.

Es el pediatra el que tiene que recomendar la vacuna contra el meningococo B y, una vez que lo ha hecho, son los padres los que tienen que adquirirla y abonarla en la farmacia, ya que no está financiada por la Seguridad Social.

La vacuna contra el meningococo B está recomendada por el Comité de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP), pero no ha sido incluida en ningún calendario de las distintas Comunidades Autónomas como financiada por el Estado, por lo que son las familias las que deben costear su importe.

Cada dosis de la vacuna contra la meningitis B (Bexsero®) cuesta unos 106 euros.

En otros países como Reino Unido, República Checa y Australia y en zonas como Sajonia (Alemania), Toscana (Italia) y Quebec (Canadá) esta vacuna forma parte del calendario oficial de vacunas y se suministra de forma gratuita a todos los niños.


En España, la vacuna contra el meningococo B es gratuita y se administra en el hospital si hay un brote meningocócico y para quienes tienen factores de riesgo para la enfermedad meningocócica invasora:

  • Personas que han sufrido ya un episodio de enfermedad meningocócica invasora.
  • Personas con deficiencia de properdina o con deficiencias de factores terminales del complemento.
  • Personas que reciben o van a recibir eculizumab.
  • Personas con asplenia (ausencia del bazo), con disfunción esplénica grave (anemia de células falciformes) y aquellas con resección quirúrgica programada.
  • Personas que trabajan en laboratorios donde haya muestras de la bacteria Neisseria meningitidis.

 

La vacuna de la meningitis B debe conservarse en frío, a una temperatura constante de entre +2ºC/+8ºC, lo que no puede asegurarse en un frigorífico doméstico, que suele registrar cambios de temperatura al abrir la puerta y dependiendo de la cantidad de alimentos que guarde. Para garantizar su eficacia y seguridad es muy importante también que la vacuna no llegue a congelarse nunca y que permanezca protegida de la luz (en su cartón original).

Por todo ello, lo mejor es que la vacuna sea conservada en la farmacia hasta el momento de administrarla. Por este mismo motivo, se desaconseja su adquisición a través de Internet o de cualquier canal no oficial.