Publicidad

Publicidad

Vómito (emesis): Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Isabel Pescador (19 de Marzo de 2016)

Es importante hacer un buen diagnóstico de los vómitos. Cuando los vómitos son muy fuertes, persistentes y son vómitos de sangre, hay que acudir de inmediato al médico para que realice un diagnóstico de la enfermedad. Con el fin de averiguar la causa, el médico comenzará realizando algunas preguntas importantes: desde cuándo y con qué frecuencia se produce el vómito, y sobre todo, qué se expulsa con él (líquido claro, restos de comida o sangre). El paciente deberá informar si, además de las náuseas, sufre otros síntomas acompañantes, como diarrea. El facultativo querrá saber qué ha comido el paciente los días pasados y qué es lo último que ha ingerido hoy. También es importante saber si está tomando medicamentos, si existe algún cuadro de enfermedad previa y en el caso de que se trate de una mujer, cuándo tuvo su última menstruación. Estas y otras informaciones permitirán que el médico obtenga importantes pistas sobre la causa de las náuseas y los vómitos que aquejan al paciente.

Para realizar un diagnóstico certero sobre los vómitos se necesita hacer una exploración física y en algunos caso un análisis de sangre. Si la causa de la emesis es una infección gastrointestinal, con este diagnóstico ya es suficiente y no es necesario realizar más pruebas. En el caso de que las causas del vómito sean otras, puede resultar necesario realizar más exámenes, tales como radiografías, ecografías, una endoscopia del esófago y del estómago (gastroendoscopia) o del colon (colonoscopia), así como pruebas especiales encaminadas a descubrir una posible intolerancia alimentaria.



Symptom-Check