Tos irritativa (tos seca): Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (8 de Noviembre de 2016)

El tratamiento de la tos irritativa (tos seca) depende de la causa correspondiente. Por lo general, con el tratamiento de la enfermedad subyacente también debería desaparecer la tos. Puesto que la tos sirve normalmente para limpiar las vías respiratorias, no debería reprimirse obligatoriamente con medicamentos. No obstante, si la tos seca se produce con mucha intensidad y frecuencia, la mucosa puede sufrir daños. Dado que la tos irritativa también puede ser improductiva, es decir, seca y sin expectoración de flemas, los medicamentos inhibidores de la tos (antitusivos) pueden entrar en consideración como medida de tratamiento. Los antitusivos ayudan a los afectados a tener un sueño reparador, sobre todo por la noche. Éstos calman la tos irritativa inhibiendo el reflejo tusígeno.

Los principios activos de los antitusivos son, por ejemplo, codeína, dihidrocodeína, pentoxiverina, dextrometorfano, benproperina y noscapina. Sin embargo los afectados no deben tomar estos medicamentos durante más de una semana; en el caso de los principios activos codeína y dihidrocodeína existe riesgo de dependencia. Además pueden aparecer efectos secundarios, como estreñimiento o una falta de concentración que puede influir en la capacidad de conducir.

Los antitusivos vegetales pueden crear dependencia. Los extractos de llantén menor o malvavisco y la cetraria islándica pueden ser de ayuda contra la tos irritativa. Las pastillas para disolución oral con sal pueden proporcionar alivio.

Si la tos irritativa está relacionada con un resfriado, existen varios remedios caseros que pueden tener un efecto agradable. Entre ellos están, por ejemplo, la aplicación de calor mediante compresas en la garganta y el pecho o los baños aromáticos. En caso de tos irritativa, los afectados deberían dejar el tabaco si les es posible.



Symptom-Check