Tos irritativa (tos seca): Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (8 de Noviembre de 2016)

La tos irritativa (tos seca) puede deberse a distintas causas. Algunas de ellas son, por ejemplo, irritaciones de las vías respiratorias inferiores o superiores debido a inflamaciones, reacciones alérgicas o la penetración de cuerpos extraños. Pero la tos irritativa también puede aparecer como efecto secundario de distintos medicamentos.

Las irritaciones de las vías respiratorias inferiores pueden producirse, entre otros, por:

  • La penetración de cuerpos extraños
  • Tumores
  • Laringitis
  • Inflamación de la tráquea (traqueitis)
  • Inflamación de la mucosa bronquial (bronquitis)
  • Irritación de las vías respiratorias mediante sustancias nocivas (por ejemplo, polvo, gases, vapores químicos)

La tos sin expectoración se puede producir incluso si se irritan las vías respiratorias superiores, como la nariz, las fosas nasales y la faringe. Así pues, un resfriado incipiente y una gripe también pueden cursar con tos irritativa. No obstante, la mayoría de veces la tos irritativa se convierte relativamente rápido en una tos productiva con formación de flemas.

Otras posibles causas de la tos irritativa son las siguientes:

Además, la tos seca puede ser una de las reacciones adversas asociadas a determinados medicamentos, como por ejemplo los inhibidores de la ECA, (empleada para tratar la hipertensión arterial y la insuficiencia cardiaca) los betabloqueantes, analgésicos y antirreumáticos (ARNE). Una pequeña embolia pulmonar también puede provocar molestias como la tos irritativa, que a veces es el único síntoma.

La tos irritativa también puede deberse a causas psíquicas. Si este es el caso, la denominada tos irritativa psicogénica aparece en forma de ataque y a menudo dura horas. Muchos afectados sienten al mismo tiempo la necesidad de carraspear. La tos se intensifica con la tensión emocional y, por el contrario, cesa durante el sueño. Si la tos irritativa no se debe a ninguna causa orgánica, se habla de un tic o de un trastorno funcional.

Según la enfermedad de base, la tos irritativa va acompañada de otros síntomas:

Si el responsable de la tos irritativa es un resfriado incipiente, pueden aparecer simultáneamente dolor de extremidades y dolor de cabeza, dolor de garganta y estornudos.

Si la tos es seca y dolorosa y va acompañada de ojos secos y llorosos, la causa puede ser una irritación de las vías respiratorias debida al polvo o a sustancias nocivas en forma de humo o gas. Al mismo tiempo se pueden producir otras molestias como dolor de cabeza y capacidad de resistencia reducida.

Si la tos seca va acompañada de dolor de pecho dependiente de la respiración, es posible que el desencadenante sea una pleuritis seca.

La tos irritativa unida a disnea, que al principio aparece sobre todo al realizar esfuerzos, y a la micción frecuente por la noche, pueden ser indicios de una insuficiencia cardiaca crónica. Si la tos irritativa es duradera y molesta a la vez que dificulta la respiración al realizar esfuerzos físicos, es posible que se trate de asma crónica, incluso si todavía no se han tenido ataques de asma graves hasta entonces.

La tos irritativa también se da a menudo en la enfermedad de reflujo. La mayoría de veces esta enfermedad se debe a un debilitamiento de la entrada del estómago. La tos irritativa se produce cuando el ácido gástrico llega al esófago. En este caso la tos seca aparece principalmente por la mañana.



Symptom-Check