Publicidad

Publicidad

Tos en niños

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (10 de Enero de 2016)

© iStock

La tos infantil es un síntoma, no un problema en sí misma. Por lo general, se trata de un mecanismo de defensa que el cuerpo utiliza cuando está combatiendo patologías del aparato respiratorio. Aunque la tos en el niño resulta muy molesta, sobre todo a la hora de comer o de dormir, su tratamiento es muy controvertido.

Al igual que sucede con la fiebre, la tos es uno de los modos en que el organismo infantil lucha contra determinadas patologías, la mayoría de ellas sin importancia. Gracias al reflejo de la tos, las vías respiratorias se limpian de mucosidad, y pueden abrirse para dejar pasar el aire. Es, pues, un mecanismo positivo cuando hay una enfermedad respiratoria, ya que consigue mejorar la oxigenación de los pulmones y movilizar la mucosidad del aparato respiratorio, que puede salir al exterior a una velocidad de hasta 150 kilómetros por hora.

Así, desde el punto de vista médico, no hay razón para combatir la tos en el niño. Sin embargo, puede resultar un síntoma muy molesto, especialmente a la hora de la comida, ya que incluso provoca el vómito, o por la noche, al dificultar el sueño. Evitar estos inconvenientes sería el único sentido de poner un tratamiento para la tos; por esto es una medidia que con frecuencia los pediatas son reacios a aconsejar.