Dispepsia: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (19 de Marzo de 2016)

El tratamiento de la dispepsia depende de la causa, y el primer paso es tener claro el diagnóstico, el tipo de dispepsia ante el que nos encontramos. En los casos de dispepsia por causas orgánicas, las causas son fáciles de tratar, dado que suelen ser hábitos alimenticios o estilos de vida. En ocasiones, bastará con eliminar de la dieta alimentos pesados, o tóxicos como el tabaco y el alcohol. En otros casos, la causa orgánica de la dispepsia es la bacteria Helicobacter pylori, en cuyo caso habrá que centrarse en erradicarla. No obstante, no en todos los casos es eficaz.

  • Medidas higiénico-dietéticas: es lógico recomendar dejar de fumar, evitar alimentos que causen molestias y empeoren los síntomas, evitar el café, el alcohol, los AINES (fármacos antinflamatorios no esteroideos), y cambiar los hábitos dietéticos (renunciar a las comidas abundantes y llevar cuidado con los alimentos ricos en fibras vegetales). Se debe masticar bien y no comer demasiado rápido, así como evitar elalcohol y las sustancias edulcorantes. A la hora de las comidas, también parece ayudar la relajación: es necesario tomarse el tiempo bastante para comer, una actividad que ha de hacerse con tranquilidad, evitando situaciones de estrés o discusiones.
  • Erradicación del pylori: en algunos casos en los que hay presencia de esta bacteria, la erradicación mejora los síntomas, pero no en todos los casos.

En caso de que nos encontremos ante una dispepsia funcional, se recurrirá a tratamiento medicamentoso. Existen fármacos de diferente naturaleza, que podrían resultar eficaces para este tipo de dispepsia.

  • Antisecretores(por ejemplo, ranitidina u omeprazol): se muestran más eficaces entre los pacientes en los que predominan los síntomas de tipo ulceroso y en aquellos test positivo para Helicobacter pylori.
  • Procinéticos: podrían tener un efecto moderado en pacientes en los que predominan los síntomas debidos a alteraciones en la movilidad del esófago y en el vaciamiento del estómago.
  • Fármacos antidepresivos, ansiolíticos y psicoterapia: su uso podría ser beneficioso en la dispepsia funcional, pero no existen estudios concluyentes que avalen esta teoría. Gran parte de los pacientes no precisarán de ningún tipo detratamiento una vez descartado el origen maligno de sus síntomas, que es lo que les lleva a consultar en muchos casos. Por ello, en el abordaje de la dispepsia funcional es fundamental establecer una buena relación con el paciente.



Symptom-Check