Prurito (picor en la piel): Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (9 de Febrero de 2016)

El diagnóstico del picor se realiza en varias fases. Para realizar un diagnóstico concreto de las causas del prurito, el paciente deberá responder a una serie de preguntas para completar una anamnesis:

  • ¿Cuál es la intensidad del prurito?
  • ¿Cuándo se produce y en qué zona?
  • ¿Ha tomado medicamentos últimamente?
  • ¿Padece enfermedades o alergias subyacentes?
  • ¿Se manifiesta el prurito en determinadas situaciones?

Estas y otras preguntas pueden proporcionar al médico las primeras pistas sobre las posibles causas del prurito y así realizar el diagnóstico.

Tras el interrogatorio se efectuará una exploración física. El médico busca marcas de arañazos, zonas con la piel seca, cambios de coloración o indicios de agentes patógenos. Además, palpa los ganglios linfáticos, el hígado, los riñones y el bazo. Para realizar un diagnóstico de certeza en ocasiones pueden ser necesarios un análisis de sangre, orina y de las deposiciones, una ecografía de la zona abdominal y un examen radiológico del pecho. Si se cree posible una infección causada por un agente patógeno, el médico debe tomar un frotis de la zona afectada y realizar un cultivo del agente patógeno.

Según cuales sean las causas que se sospechen puede ser necesario realizar más pruebas, por ejemplo, una gastro-duodenoscopia, una colonoscopia, una tomografía computarizada del pecho y abdomen o un análisis de la médula ósea.