Necesidad de orinar: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Nelia Navarro (15 de Febrero de 2015)

Es importante realizar un correcto diagnóstico de la necesidad de orinar (ganas de orinar) si esta es excesiva o está alterada. Quien acuda al médico a causa de una excesiva necesidad de orinar deberá responder a muchas preguntas iniciales relacionadas con el diagnóstico. ¿La necesidad de orinar se produce solo por la noche o también durante el día? ¿Ha aumentado la cantidad de orina o se expulsan solo unas gotas? ¿Experimenta una intensa sensación de sed? ¿Está tomando medicamentos específicos o consume mucho café? Estas y otras preguntas ayudan al médico a clasificar la necesidad de orinar y pueden proporcionarle las primeras pistas sobre una posible causa. También puede ser muy útil lo que se denomina un diario miccional, en el que los afectados anotan en qué situaciones se produce la necesidad de orinar y qué ha bebido previamente.

Para poder hacer el diagnóstico de una excesiva necesidad de orinar se realizan un análisis de sangre y orina, mediante el cual se mide una serie de valores, como la concentración de electrolitos, la glucemia, el nivel de creatinina y la osmolaridad, que es un parámetro que nos habla de la concentración de ambas muestras.

Según las causas que se presuman, se pueden realizar exámenes posteriores, como una ecografía del tracto urinario y de la próstata, una endoscopia de la vejiga o una radiografía con contraste de la vejiga urinaria. Las investigaciones urodinámicas proporcionan datos sobre la función de las vías urinarias bajas, determinando cuánta orina puede almacenarse en la vejiga, o si la musculatura pélvica trabaja correctamente y puede cerrar la uretra para evitar la pérdida de la orina. En algunos casos también se controla la función de otros órganos, por ejemplo, la del corazón.



Symptom-Check