Necesidad de orinar: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Nelia Navarro (15 de Febrero de 2015)

Una de las causas más frecuentes de una intensa necesidad de orinar suele ser una ingesta excesiva de líquidos, sobre todo, de alcohol o bebidas excitantes que contengan cafeína o teína. Los medicamentos diuréticos, también incrementan las ganas de orinar. En algunos casos, esta intensa necesidad de orinar está causada por factores psicogénicos, como un fuerte trastorno emocional o el estrés.

Una excesiva necesidad de orinar (ganas de orinar) también puede producirse a causa de diversas enfermedades, bien porque hay una sustancia que se produce en mayor cantidad en el organismo y el riñón aumenta la producción de orina para desecharla, bien porque el riñón es incapaz de elaborar una orina concentrada. Estas patologías pueden ser las siguientes:

Existen otras patologías en las que también encontramos una necesidad aumentada de orinar aunque no existen problemas en el sistema urinario.

  • Intensa sensación de sed (polidipsia)
  • Prolapso genital por relajación de los músculos del suelo pélvico tras el parto o a causa del sobrepeso

La excesiva necesidad de orinar (ganas de orinar) por la noche mientras se está tumbado puede estar causada por el estrechamiento o la inflamación del tracto urinario inferior motivado, por ejemplo, por la inflamación de la vejiga. Los hombres ancianos pueden experimentar un aumento en la necesidad de orinar mientras están acostados por un agrandamiento benigno de la próstata. En caso de insuficiencia cardiaca los edemas almacenados en las piernas durante el día se vacían por la noche a través de la vejiga urinaria.

Una excesiva necesidad de orinar pero sin que se expulse una gran cantidad de orina puede darse en caso de enfermedad prostática, de la denominada vejiga hiperactiva (vejiga irritada) y en el primer estadio del embarazo.



Symptom-Check