Lumbago: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2016)

El lumbago puede deberse a diferentes causas. El dolor de espalda repentino, en caso de lumbago, lo causan los bloqueos de una articulación de la columna vertebral o la distensión de un músculo.

Debido a un movimiento brusco o a posturas corporales inapropiadas, las articulaciones pequeñas de la columna vertebral pueden distenderse, engancharse o bloquearse. Debido a que en la zona de las articulaciones se encuentran numerosos nervios y fibras nerviosas, dichas distensiones y bloqueos, en caso de lumbago, son la causa de los fuertes dolores de espalda. También la musculatura profunda de la columna vertebral (la denominada musculatura autóctona del dorso) puede contraerse y distenderse de manera que provoque un lumbago.

El lumbago no suele estar causado por una hernia discal. Cuando los discos intervertebrales (discos de cartílago entre las vértebras de la columna vertebral) son la causa del lumbago, se diferencia entre una protrusión discal y la hernia discal.

Los discos intervertebrales funcionan como amortiguadores entre las vértebras de la columna vertebral. Debido a una presión alta, por ejemplo, al agacharse, el disco intervertebral o material discal puede abombarse y causar dolor. Esta protrusión discal (protrusión) es la etapa previa a la hernia discal (prolapso). Tanto la protrusión discal como la hernia discal pueden ser, en caso de lumbago, la causa de los dolores de espalda. Además, a menudo conllevan también molestias, la más frecuente es la irradiación del dolor por la pierna, y otras menos frecuentes, como trastornos en la sensibilidad y parálisis en la pierna.

Por otra parte, existen algunas causas muy raras del lumbago, como estrechamiento de la zona vertebral por tumores o inflamaciones.



Symptom-Check