Publicidad

Publicidad

Inconsciencia

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2016)

© iStock

La consciencia es la facultad de percibir el entorno y comunicarse con él. Cuando se pierde la percepción de los estímulos sensoriales externos, de las personas y del entorno, se habla de inconsciencia. Puede ser causada por un traumatismo, un accidente cerebrovascular, por un consumo excesivo de drogas, alcohol, fármacos u otras sustancias, por deshidratación, por ahogamiento o hipoglucemia, entre otras causas.

La inconsciencia es un trastorno transitorio de la pérdida de conocimiento producido por una falta de suministro de oxígeno al cerebro. A menudo, se alude a ella como síncope o vahído. La persona pierde la consciencia por breves momentos y, generalmente, la recupera en un minuto (desmayo, pérdida de conocimiento breve). Si la pérdida de conocimiento deriva en una inconsciencia más profunda hay que tomar medidas para evitar que el paciente sufra daños en el cerebro u otros órganos.

La consciencia se puede clasificar en los siguientes grados:

  • Claridad de consciencia:la completa percepción del entorno.
  • Obnubilación:ligera merma de la claridad de la consciencia.
  • Somnolencia:amodorramiento, sin embargo, se puede despertar al afectado.
  • Sopor:elevado grado de somnolencia, el afectado apenas puede despertar.
  • Coma:inconsciencia, el afectado no puede despertar y no muestra reacción alguna a estímulos de dolor.

Las causas más habituales de inconsciencia se deben al consumo de sustancias tóxicas, al abuso de algunos fármacos (sedantes, somníferos), por alteraciones metabólicas (hipoglucemias o hiperglucemias), a un nivel muy bajo de oxígeno en la sangre, un paro cardíaco, una insuficiencia renal o hepática, un tumor o un hematoma en el cerebro, etc. También una hipotermia o una hipertermia pueden provocar la pérdida de consciencia.

Las personas mayores suelen sufrir más alteraciones de la consciencia debido a las reacciones que tienen a los fármacos, a la deshidratación y a las infecciones que suelen sufrir.

El pronóstico de recuperación tras sufrir una alteración de la consciencia dependerá de la causa y la duración de la inconsciencia.

La pérdida de conocimiento es una urgencia médica que se debe tratar en el momento. Los primeros auxilios que debe tener una persona inconsciente es la revisión de la respiración y el pulso y si es necesario realizar una RCP. Se debe intentar mantener una temperatura estable del paciente. Si el desmayo se debe a un nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia), es necesario que la persona consuma algún dulce, azúcar o bebida cuando recobre el conocimiento.



Symptom-Check