Inconsciencia: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2016)

La inconsciencia es una emergencia médica y requiere un tratamiento inmediato y correcto, por eso es determinante realizar los primeros auxilios y el consiguiente tratamiento de las causas.

He aquí algunas medidas generales que deben tenerse en cuenta en caso de tener que ayudar a una persona inconsciente:

  • Hable a la persona inconsciente y sacúdala suavemente por los hombros (cuidado en caso de lesión por accidente).
  • Grite pidiendo ayuda para alertar de que se trata de un caso de urgencia o llame al teléfono de emergencias “112”
  • Compruebe la respiración
  • Eche hacia atrás la cabeza levantando su barbilla (salvo que pueda sospechar que la persona inconsciente haya sufrido un traumatismo cervical) para liberar las vías respiratorias y compruebe si respira con la vista, el oído y el tacto
  • ¿Sube y baja el tórax?
  • ¿Oye y siente respirar al paciente por la boca y la nariz?
  • Continúe comprobando el pulso y respiración hasta que llegue el médico de urgencias.
  • En el caso de que respire con normalidad, colóquelo en una posición estable (posición lateral de seguridad), llame a urgencias y vuelva comprobar la respiración de nuevo.
  • Si la respiración fuera irregular y la persona estuviera en coma, llame inmediatamente a urgencias y comience a realizar una reanimación cardiopulmonar (RCP).
  • Si la inconsciencia se debe a un ahogamiento se debe realizar de inmediato la reanimación cardiopulmonar (RCP), ya que las compresiones en el pecho pueden ayudar a que salga el objeto que las obstruye.
  • Si ve algo que esté bloqueando el paso del aire y está flojo, se puede intentar retirar, pero si el objeto está más adentro, en la garganta, no se debe tocar pues se puede empujar más hacia adentro.

El médico de urgencias será quien asuma el control de la situación, empezando por los primeros auxilios. Si la causa es un traumatismo craneoencefálico, primero se inmoviliza el cuello y se analiza si existen lesiones en la columna.

En casos graves, el tratamiento se seguirá posteriormente en la unidad de cuidados intensivos del hospital, por ejemplo en caso de una apoplejía o un infarto de miocardio. Es habitual que en el hospital se administre oxígeno inmediatamente y se coloque una vía intravenosa para una medicación más rápida. Si la causa de la inconsciencia es el consumo de algún opiáceo, el médico puede administrar naloxona, como antídoto.

Una persona en coma habitualmente necesita un tubo de respiración y ventilación mecánica. En raras ocasiones, cuando el médico sospecha del consumo de sustancias tóxicas y no ha trascurrido más de una hora, se introduce un tubo ancho por la boca al estómago para vaciarlo (lavado gástrico). Si la causa es un tumor cerebral, los corticoesteroides, pueden ayudar a reducir la presión.



Symptom-Check