Gases (flatulencia)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Nelia Navarro (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

Los gases (flatulencia) se deben a un exceso de aire en el intestino y pueden tener diferentes causas. Pueden estar ocasionados por la ingesta de aire durante la deglución (aerofagia) o por la formación de una cantidad excesiva de gas en el intestino.

Se habla de meteorismo cuando el abdomen está hinchado y globuloso por la presencia de aire en el intestino. Los gases, flatulencias o ventosidades hacen referencia a la salida de un exceso de gases intestinales por el ano.

En la mayoría de los casos, los gases (flatulencias) son inocuos y pasajeros. Por ejemplo, una alimentación inadecuada, las comidas realizadas deprisa y el estrés, así como una serie de enfermedades intestinales pueden dar lugar a ventosidades. En función de su causa, las ventosidades pueden ir acompañadas de diarrea, dolor abdominal, calambres abdominales o estreñimiento (obstrucción intestinal) y sensación de pesadez.

Los gases también pueden deberse a otras afecciones intestinales, así como a enfermedades del páncreas y de la vesícula.

Para realizar un diagnóstico preciso de los gases lo principal es realizar una anamnesis completa. Es importante conocer si se están tomando medicamentos, si existen enfermedades previas o dolencias que acompañen a las ventosidades, qué hábitos alimentarios se tienen y qué estilo de vida se sigue. Después de un examen físico en profundidad pueden resultar necesarias otras medidas de diagnóstico en función del caso. Entre estas se encuentran las pruebas de ultrasonidos (ecografías) en el abdomen, las radiografías o los análisis de sangre.

Llevar una alimentación sana y equilibrada es muy recomendable si se sufre de meteorismo y existe una expulsión fuerte de gases intestinales (flatulencia). Además, hay varios remedios caseros que alivian las ventosidades, como las hojas de alcachofa, las semillas de comino, el aceite de menta, el anís o el hinojo. Se toman en forma de infusión o como remedios naturales. Contienen sustancias amargas que estimulan la secreción de jugos gástricos, y poseen efecto carminativo, es decir ayudan a expulsar los gases, disminuyendo la producción de gas intestinal por nuestra flora intestinal y/o produciendo un efecto espasmolítico en la musculatura estomacal.

Para el tratamiento de las ventosidades que van asociadas con fuertes cólicos también pueden ser útiles los fármacos anticólicos, denominados espasmolíticos (como buscapina).



Symptom-Check