Gases (flatulencia): Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Nelia Navarro (19 de Marzo de 2012)

En el caso de gases (flatulencia) el tratamiento se selecciona según la causa específica. Las ventosidades suelen ser inocuas en la mayoría de los casos y están condicionadas por los hábitos alimenticios del paciente. Aun así, el médico debe excluir de forma cautelar la existencia de una causa de origen orgánico.

Quien padece de vientre hinchado (meteorismo) y de expulsión fuerte de gases intestinales (flatulencia) debería prestar atención a mantener una alimentación sana y equilibrada, así como evitar alimentos como por ejemplo los guisantes, las legumbres, el apio o la col de Bruselas. Además, es recomendable comer despacio y masticar bien, hablar poco o no hablar durante la comida, realizar suficiente actividad física y vigilar que el ritmo intestinal sea regular. Por otro lado, es recomendable evitar los alimentos y bebidas que nos provocan gases o intolerancia. Se puede recurrir a una dietista para adquirir unos buenos hábitos alimenticios.

Como remedio contra los gases pueden ayudar, entre otras, las siguientes medidas:

  • Remedios caseros (como las hojas de alcachofa, semillas de comino, aceite de menta, anís o hinojo) en forma de infusión o comprimidos. Estas sustancias vegetales contienen elementos amargos que estimulan la secreción de los jugos gástricos, y poseen efecto carminativo, es decir ayudan a expulsar los gases, disminuyendo la producción de gas por nuestra flora intestinal y/o produciendo un efecto espasmolítico en la musculatura estomacal.
  • Preparados antiespumantes (como dimeticona o simeticona) en forma de comprimidos masticables o suspensión. Los preparados antiespumantes eliminan las burbujas de gas en el intestino. No obstante, el uso de antiespumantes contra las ventosidades crónicas no ha demostrado ser efectivo.
  • Enzimas digestivas (por ejemplo, pancreatina) en forma de comprimidos. Las enzimas digestivas sirven como tratamiento contra las ventosidades derivadas de una insuficiencia del páncreas, ya que ayudan a digerir el almidón, las grasas y las proteínas cuando las enzimas pancreáticas no puede realizar esa función.

En el tratamiento de los gases que van asociados a cólicos abdominales, pueden ser útiles los fármacos anticólicos, aquellos que actúan sobre la musculatura lisa del sistema intestinal y biliar (como buscapina) o aquellos espasmolíticos que relajan la musculatura lisa de forma selectiva intestinal (como mebeverina).

Si las ventosidades están relacionadas con la ingesta de ciertos medicamentos es recomendable consultar con el médico si existen fármacos alternativos. Si los gases se deben a una afección determinada, por ejemplo del intestino, deberá proceder al tratamiento de dicha afección. Si el miedo o el estrés son la causa de las molestias, un tratamiento psicológico puede ser muy recomendable.



Symptom-Check