Falta de concentración: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (17 de Junio de 2012)

Una falta de concentración o un trastorno en la alteración de la capacidad de concentración transitoria puede tener diferentes causas:

En los niños la causa de los trastornos temporales en la capacidad de concentración puede deberse a que han estado demasiado tiempo delante de la televisión o del ordenador. Pero cuando se trata de una falta de concentración permanente es, a menudo, un síntoma del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o de legastenia

Por otro lado, los trastornos en la capacidad de concentración pueden tener causas orgánicas, psicosomáticas o neurológicas y aparecen a menudo como síntoma de otra enfermedad subyacente, como, por ejemplo, depresión, anorexia nerviosa e hipertiroidismo. En las mujeres, los trastornos en la capacidad de concentración aparecen con frecuencia durante la menopausia. Sobre todo en personas mayores, la falta de concentración puede ser consecuencia de un trastorno en el riego sanguíneo del cerebro, que se da debido a una arterioesclerosis de los vasos sanguíneos del cerebro. Frecuentemente, la falta de concentración aparece como síntoma de una demencia o de la enfermedad de Alzheimer.

Las causas de una falta de concentración constante pueden ser genéticas o por daños sufridos en edad temprana. En los niños, una falta de concentración permanente es, a menudo, un síntoma del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o de legastenia.