Escozor vaginal: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (22 de Junio de 2016)

En el caso de sentir escozor vaginal o picor vaginal, las infecciones vaginales bacterianas (vaginosis bacteriana) son las causas más comunes y se manifiestan, entre otros síntomas, con un flujo con olor a pescado. Otras infecciones vaginales se presentan con escozores y picores en la zona genital femenina, a menudo acompañada de un aumento de flujo vaginal, pudiendo ser persistentes y de difícil tratamiento. 
Las infecciones vaginales que cursan con escozor o picor vaginal pueden sobrevenir a cualquier edad; son tan frecuentes durante la infancia y la adolescencia como durante la edad adulta, pero dependiendo del momento en que se presenten suelen haber alguna causa más prevalente. Así, los anticonceptivos que se aplican directamente en la vagina (como espermicidas), así como otros productos destinados a esta zona, como perfumes y aerosoles, pueden ocasionar vaginitis desde en mujeres y jóvenes.
Además, la falta de higiene y algunos productos químicos, como jabones, que pueden alteran el equilibrio interno de la vagina, afectan también a niñas y mujeres mayores y pueden provocar la aparición de escozor vaginal.

Junto a las infecciones genitales inespecíficas, existen enfermedades de transmisión sexual (ETS), como la gonorrea que pueden causar inflamaciones vaginales acompañadas de escozor, picor, dolor, y flujo, además de otras molestias. Si, además, están inflamadas las glándulas de Bartolino (situadas a ambos lados de la apertura de la vagina), estaremos hablando de una bartolinitis.

El escozor vaginal también puede tener otras causas. Una de ellas es la alergia de contacto como, por ejemplo, la producida por un detergente del hogar, el papel higiénico, la loción o un jabón íntimo, así como al frotarse mecánicamente la zona de los genitales al lavarse las partes íntimas.

A veces, detrás de ello se esconde una infección de las vías urinarias (infección del tracto urinario [ITU]), una inflamación de la vejiga (cistitis) o una inflamación de la uretra (uretritis), y entonces aparecen las molestias y el escozor al orinar
En ocasiones no se llega a saber la causa que provoca el escozor vaginal; se hablaría entonces de un escozor vaginal inespecífico. No obstante, en estos casos, conviene revisar las rutinas de higiene y de limpieza de las heces, ya que una mala técnica (limpiando de atrás hacia adelante) puede provocar irritaciones y molestias en la zona, al favorecer la propagación de bacterias.