Dolor de rodillas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (10 de Junio de 2016)

© iStock

El dolor de rodilla es, por definición, un dolor en la zona de la articulación de la rodilla. Este dolor es frecuente, sobre todo, en personas mayores que sufren artrosis. Pero también se presenta en caso de lesiones, sobrecargas o cargas desequilibradas.

La articulación de la rodilla une el hueso del muslo (fémur) y el hueso de la tibia de la pantorrilla. Entre estos huesos se hallan los dos meniscos, dos discos de fibrocartílago en forma de media luna que actúan como amortiguadores. Delante se encuentra la rótula. La articulación de la rodilla se mantiene gracias a ligamentos y músculos, como, por ejemplo, los ligamentos cruzados.

La rodilla es una articulación que con frecuencia se ve afectada desde el punto de vista traumatológico porque sus características anatómicas hace que se encuentre expuesta a traumatismos directos e indirectos. Además, está relacionada con procesos degenerativos e inflamatorios. La mayoría de las patologías de rodilla pueden ser diagnosticadas gracias a la historia clínica, la realización de un examen físico y estudios radiográficos específicos.

El estilo de vida actual, con predominio del sedentarismo y la realización de deportes de alta intensidad (maratones, duatlones…) para compensar la falta de ejercicio físico o aliviar el estrés, perjudica la salud de la rodilla. Además, algunos deportes como el fútbol y el esquí son un factor de riesgo para el dolor de rodilla, ya que hay movimientos bruscos que pueden dañar la articulación. Si a esto se une un calzado deportivo inadecuado, el riesgo de lesión es mayor. Los mejores ejercicios para evitar el dolor de rodillas son la natación y la bicicleta, al permitir una extensión completa de la rodilla, o cualquier otro deporte practicado de forma moderada.

Además, el sobrepeso puede provocar daño en las rodillas, que son las que soportan todo el peso del cuerpo. Si se nota dolor en las rodillas y hay exceso de peso, conviene acudir al médico para que diagnostique si hay artrosis. También se debe consultar cuando el dolor de rodillas es persistente (sin haber habido previamente un traumatismo) y si el afectado nota una merma en la funcionalidad de la rodilla como rigidez o imposibilidad de doblarla.



Symptom-Check