Dolor de oído: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

Es importante hacer un correcto diagnóstico del dolor de oído. En caso de sufrir dolor de oído siempre es aconsejable acudir a un médico; éste incluso puede requerir la colaboración de un otorrinolaringólogo para diagnosticar sus causas, ya que, si el posible tratamiento se inicia demasiado tarde o no es el adecuado, pueden ocasionarse daños permanentes.

El primer paso para el diagnóstico del dolor de oído consiste en una anamnesis completa. El médico le preguntará por el tipo, la zona, la duración y la intensidad del dolor. Luego se procede a un examen minucioso de los oídos. Primero el médico observa el pabellón auricular y luego explora el conducto auditivo externo y el tímpano mediante la técnica denominada otoscopia.

Para el diagnóstico del dolor de oído también pueden utilizarse diferentes pruebas de la función tubular para comprobar la permeabilidad de la trompa de Eustaquio. Para determinar una posible pérdida auditiva, se dispone de diferentes pruebas de audición.

Según la supuesta causa de los dolores de oído, para afianzar el diagnóstico pueden realizarse más pruebas, por ejemplo, una radiografía de la articulación temporomandibular, una revisión dental, un análisis de sangre o una nasofaringoscopia. Para identificar posibles agentes patógenos de la infección, el médico también puede tomar un frotis.



Symptom-Check