Dolor de codo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

El dolor de codo puede estar ocasionado por muy diversas causas. Esta molestia puede ser desde muy leve hasta intensa y generar una desagradable desazón en la articulación del codo.

La región anatómica conocida como codo está formada por la articulación del codo, la cual se compone de la parte distal del húmero y los extremos proximales del cúbito y el radio. A veces, también se denomina codo a la parte del cúbito que sobresale al doblar en brazo, el olécranon, una de las apófisis de la parte superior del cúbito.

La articulación del codo permite que el antebrazo pueda doblarse y estirarse (articulación en bisagra; posibilita los movimientos de flexión y extensión), así como que pueda girarse, al igual que la mano (articulación “en redondo”, permitiendo los movimientos de pronación y supinación). Aparte de los huesos nombrados, el codo también está constituido por cartílagos, líquido sinovial, ligamentos, tendones y otras estructuras articulares.

Los dolores en el codo aparecen, sobre todo, por realizar una carga de peso elevada o inadecuada, por lesiones o por un desgaste de la articulación. Los dolores pueden aparecer de repente (agudos) y ser transitorios o ser permanentes (crónicos) y se manifiestan, según sea su causa, como dolores oprimentes, tirantes o punzantes. A esto se le añade muy a menudo una disminución de la movilidad o una tumefacción inflamatoria que hace que el codo esté caliente.



Symptom-Check