Cervicalgia (Dolor cervical): Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

Es importante hacer un diagnóstico del dolor cervical. Cuando el dolor cervical (cervicalgia) persiste durante mucho tiempo, aparece después de accidentes o existe una sensación de entumecimiento en la región de los hombros, las cervicales o las extremidades superiores, se debería solicitar a un médico el diagnóstico de la enfermedad que produce tal dolor cervical.

Lo primero es realizar una anamnesis completa. El médico preguntará en primer lugar, cuándo apareció este dolor cervical exactamente, cuánto dura y si se ha agravado. Después, se realizará un examen que evaluará el funcionamiento muscular y la movilidad de la columna cervical y las articulaciones de los hombros. Además, el médico valorará si los nervios pudieran estar pinzados.

Dependiendo de las supuestas causas del dolor cervical se podrán realizar pruebas complementarias para concretar el diagnóstico. Estas pruebas complementarias pueden ser un análisis de sangre, un reconocimiento radiográfico, una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética nuclear (RMN). En caso de sospecha de una meningitis se analizará, además, el líquido cefalorraquídeo (punción lumbar).



Symptom-Check