Disfagia (dificultad en la deglución)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

La disfagia es la dificultad o imposibilidad para tragar, es decir, se produce cuando tenemos dificultades en el proceso deglutorio. Según la localización de la dificultad, la disfagia puede dividirse en trastornos de la deglución en la zona de la faringe (disfagia orofaríngea) o en la zona del esófago (disfagia esofágica).

En la disfagia orofaríngea, es decir, los trastornos de la deglución en la zona de la faringe, las molestias aparecen al comienzo de la deglución. Los afectados se atragantan con trozos de alimentos, pudiendo incluso aspirarlos hacia la tráquea. Esto provoca ataques de tos. Las disfagias esofágicas aparecen cuando la alimentación sólida y líquida no puede avanzar correctamente por el esófago. El bolo alimenticio vuelve a ascender. Esto puede provocar vómitos.

Una disfagia (dificultad en la deglución) puede estar acompañada de otros síntomas como dolor o una sensación de presión o estrechez al tragar. Además, en caso de disfagia, puede aparecer ardor de estómago. En ambas formas de los trastornos de la deglución, es decir, en la disfagia orofaríngea y en la esofágica, a menudo, los alimentos regresan del esófago a la faringe y la boca (regurgitación), con el consiguiente peligro de aspirar trozos de alimentos.



Symptom-Check