Calambres musculares

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Isabel Pescador (21 de Junio de 2016)

© Jupiterimages/iStockphoto

Un calambre o espasmo muscular es un agarrotamiento fuerte de un músculo que se produce por la contracción involuntaria y súbita de un músculo determinado. El músculo se contrae y no es capaz de relajarse de forma espontánea. Suele producir mucho dolor. Los calambres musculares pueden afectar a casi todas las zonas del cuerpo humano pero suelen ser más frecuentes en los músculos de las piernas.

La causa principal de los calambres musculares suele ser una lesión o sobrecarga del músculo. Además, una hidratación inadecuada o la carencia de determinados electrolitos como el magnesio, el potasio, el sodio o el yodo también pueden ser los responsables de los calambres musculares. Además, existen determinadas enfermedades que pueden provocar calambres musculares.

Normalmente un calambre muscular suele durar unos segundos o como mucho unos minutos. Los calambres en las piernas se suelen aliviar con un masaje que busque relajar la tensión y no suele ser necesario un tratamiento adicional. Si el motivo es otro (enfermedad, deshidratación, carencias nutricionales…) suele ser necesario un tratamiento a largo plazo en el que se resuelva el problema de base.


Pueden distinguirse diferentes formas de presentación de los calambres musculares: contracciones rítmicas muy seguidas opuestas a los músculos activos (antagonistas), contracciones fuertes y prolongadas o espasmos de músculos individuales o por grupos musculares. Junto con la musculatura estriada, los calambres también pueden producirse en la musculatura lisa de los órganos huecos, por ejemplo, la vesícula biliar, el intestino o la vejiga urinaria.

Los calambres musculares van desde los típicos calambres musculares en las piernas,que suelen estar asociados con lesiones y sobrecargas por deporte, pasando por los calambres estomacales, hasta los cólicos nefríticos.

También pueden producirse calambres musculares o espasmos en los vasos sanguíneos (vasoespasmos). Si afecta a la zona de los bronquios se habla de broncoespasmos y si la zona afectada es la zona de la laringe se denomina laringoespasmos.

Los calambres pueden afectar a un único músculo o a varios a la vez. Si las contracciones musculares afectan a todo el cuerpo a la vez se habla de un ataque espasmódico. Es una forma especial de calambres musculares.




Symptom-Check