¿Cómo prevenir un resfriado?

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (10 de Noviembre de 2016)

© iStock

Estornudos, tos, afonía... con la llegada del frío y la humedad de los meses de otoño e invierno aumenta la probabilidad de sufrir un resfriado. El resfriado es una enfermedad común y leve, practicamente todo el mundo sufre más de una vez al año una infección de las vías respiratorias superiores por un virus.

Desafortunadamente, un resfriado no se puede prevenir completamente. Sin embargo, tener un sistema inmunitario fuerte y seguir un estilo de vida saludable puede ayudar a reducir la probabilidad de sufrir enfermedades e infecciones. Repasa la lista de consejos que pueden ayudarte a fortalecer las defensas del cuerpo y evitar un resfriado prolongado.

Un resfriado no está provocado por el frío, sino por un virus. Se produce cuando el virus del resfriado común penetra en el cuerpo y no puede ser combatido por el sistema inmunitario del organismo. Para prevenir un resfriado, se debe evitar el contacto con el virus. Sin embargo, cada día estamos en contacto constante con toda clase de bacterias y virus y es difícil prevenir la transmisión.

Durante los meses de otoño e invierno, se producen aglomeraciones de gente en espacios cerrados con frecuencia y a través de la tos o un estornudo el patógeno del resfriado se propaga por el aire y pasa de una persona a otra. Además, el virus también se puede adherir a los objetos. Cuando otras personas los tocan, el patógeno puede pasar de las manos a la boca o la nariz.

Cómo se transmite el virus de un resfriado

El virus causante de un resfriado se puede transmitir de manera sencilla de una persona a otra. Las vías de transmisión son las siguientes:

  • saludar estrechando la mano.
  • agarrar las barras de seguridad en el autobús o en el metro.
  • tocar el pomo de una puerta en un lugar público.
  • utilizar los aseos de un baño púbico.

Para evitrar un resfriado es particularmente importante aumentar el nivel de higiene personal durante los meses de invierno, dando especial importancia al lavado de manos. Sobre todo, si se ha estado en un lugar público. A pesar de estas medidas de higiene, todos los días estamos en contacto con diferentes bacterias o virus.

Recomendaciones para prevenir un resfriado

1. Fortalecer el sistema inmunitario
El sistema inmunitario es el mecanismo de defensa natural del cuerpo que ayuda a protegerlo ante las infecciones. Sin él estaríamos indefensos al exponernos a las influencias nocivas de nuestro entorno. 

Para reforzar el sistema inmunitario, no son necesarios tomar medicamentos ni complementos alimenticios, las defensas naturales del cuerpo se pueden aumentar de forma natural. ¿Quieres saber cómo fortalecer el sistema inmunitario? Repasa las pautas para mantener el sistema defensivo del organismo en plena forma. 

Hábito Consejo para fortalecer el sistema inmunitario
Dieta saludable 1. Llevar una alimentación saludable, variada y equilibrada. 
2. Consumir frutas y verduras frescas con regularidad.
3. La vitamina C en comprimidos no previene del resfriado, es más saludable obtener esta vitamina a través de los alimentos. 
Ejercicio 1. Evitar el sedentarismo.
2. Realizar ejercicio moderado de forma regular (natación, running...)
3. Sin embargo, el exceso de ejercicio tiene un efecto adverso sobre el sistema inmunológico.
Relajación 1. El estrés prolongado debilita las defensas inmunitarias.
2. En caso de llevar una vida diaria muy estresante, realizar ejercicios de relajación de forma regular.
Dormir 1. Dormir bien y las horas suficientes
2. Los problemas de sueño debilitan el sistema inmunitario a largo plazo.
3. La necesidad de dormir es diferente en cada individuo, pero lo más recomendable es dormir entre 7 y 9 horas diarias.

2. Deporte. Practicar deporte o salir a pasear con regularidad. Ser activo físicamente refuerza las defensas.

3. Alimentación sana. Llevar una dieta saludable que incluya muchas frutas y verduras. El organismo necesita fitoquímicos, vitaminas y oligoelementos.

4. Dormir bien. Las horas de sueño han de ser las suficientes y además, se debe descansar bien.

5. Evitar el estrés. Aprender a sobrellevar el estrés es necesario. Es importante tomarse momentos de descanso y relajarse.

6. Sauna. Visitar la sauna de forma regular es una terapia muy saludable. Los cambios de temperatura refuerzan las defensas del organismo. Eso sí, las sesiones regulares en la sauna favorecen al sistema inmunitario y ayudan a evitar un resfriado. A pesar de la creencia popular, el virus del resfriado no se puede eliminar a través del sudor, por lo que una vez contraído, se recomienda evitar la sauna.

7. Higiene adecuada. Lavarse las manos con jabón con regularidad evita que los virus pasen de las manos a la boca o la nariz

8. Evitar los tóxicos. Evitar el consumo de tabaco y reducir la ingesta de alcohol. Para prevenir el resfriado, se debe evitar el tabaco y consumir alcohol con moderación. El exceso de alcohol y nicotina debilitan el sistema inmunitario.

9. Evitar medicamentos innecesarios. No existe un tratamiento efectivo para tratar el resfriado. Los tratamientos con fármacos solo están enfocados a mitigar los síntomas. Además, la vacuna de la gripe no protege contra el resfriado común, solo es efectiva para prevenir la gripe.