Cuándo ir a Urgencias con un niño: Fiebre

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (8 de Julio de 2016)

La fiebre es un mecanismo de defensa con el que el cuerpo lucha contra los virus y las bacterias causantes de las enfermedades. Por eso, en la mayoría de los casos se trata de un síntoma benigno en la salud infantil. Sin embargo, la fiebre es una de las causas más frecuentes de consultas en las Urgencias pediátricas. Hay fiebre cuando la temperatura del niño supera los 38 ºC tomados en la axila. Para valorar si la fiebre del niño precisa de una asistencia médica urgente es muy importante observar su estado general.

Hay niños que con una fiebre alta se muestran activos y contentos, mientras que otros con tan solo unas décimas pueden estar muy decaídos. Es ese abatimiento el que debe alarmar a los padres.

En todo caso, hay que acudir a Urgencias ante la fiebre del niño cuando:

  • El bebé tiene menos de tres meses.
  • Ha sufrido una convulsión febril por primera vez.
  • Tiene varios episodios de convulsiones febriles en el mismo día.
  • La fiebre se acompaña de dolor intenso de cabeza y más de un episodio de vómitos.
  • Hay rigidez en la nuca.
  • El niño pierde el conocimiento.
  • Además de fiebre, muestra dificultad para respirar (se hacen más visibles las costillas en cada inspiración y se oyen silbidos).
  • Tiene fiebre y manchas rojas en la piel (petequias), que no desaparecen al presionarlas.
  • La fiebre supera los 40,5 ºC (tomada en la axila).
  • El niño está muy decaído o muy irritable.
  • El niño tiene fiebre y molestias al orinar, o bien no orina nada o muy poco.