Cuándo ir a Urgencias con un niño: Golpe en la cabeza

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (8 de Julio de 2016)

Durante sus primeros años de vida, los niños están expuestos con frecuencia a la posibilidad de sufrir golpes y caídas. Unos de los que más alarman son los golpes en la cabeza, por la posibilidad de que se hubiera producido un daño cerebral. En general, los golpes leves en los que el niño se queja levemente o que no tienen más consecuencias que un chichón no suelen revestir gravedad.

hay que llevar al niño a Urgencias cuando se da un golpe en la cabeza en los siguientes casos:

  • El niño tiene menos de 12 meses y ha sufrido un golpe fuerte.
  • Ha perdido el conocimiento tras el golpe.
  • Por la nariz o por el oído le sale un líquido claro o sangre.
  • Tiene amnesia y no recuerda lo que le ha sucedido.
  • Vomita de forma recurrente (más de uno o dos vómitos).
  • Tiene un dolor de cabeza muy intenso.
  • Se nota cada vez más adormilado y hay dificultad para despertarlo.
  • Está cada vez más mareado.
  • La altura de la que ha caído es elevada: más de un metro sin considerar su talla (si el niño mide 70 cm, tendría que caer desde 1,70 metros).
  • Tras la caída, el niño no responde bien, está confuso, agitado, con un comportamiento extraño.
  • Las pupilas de los ojos no están uniformes.
  • Aparece un hematoma bajo los dos ojos o tras las orejas.
  • Al andar, la marcha es rara, tiene problemas para caminar.
  • Nota hormigueo y falta de fuerza en brazos y/o piernas.
  • Tiene convulsiones y/o la musculatura facial o de las extremidades hace movimientos extraños.
  • Habla de forma rara, tiene dificultades en el lenguaje.
  • Tiene alteraciones en la visión.
  • Su sentido del equilibrio se resiente.
  • Le ha salido un hematoma muy grande en la cabeza o hay una zona hundida.