Publicidad

Publicidad

Arándano rojo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (22 de Septiembre de 2016)

© iStock

El arándano rojo es un fruto de un arbusto pequeño procedente de Norteamérica. El nombre botánico de esta planta es Vaccinium Oxycoccus. Algunos estudios han demostrado que el zumo de arándano puede ser útil para la prevención de la cistitis e infecciones urinarias bajas por su contenido en proantocianidinas, unos pigmentos morados que también tienen otros tipos de arándanos y otros frutos rojos. Sin embargo, la evidencia científica de su eficacia en este sentido, todavía es escasa y existe mucha controversia al respecto.

El arbusto del arándano rojo tiene aproximadamente 10 cm de altura, con tallos finos y hojas pequeñas. Las flores son de color rosa oscuro y el fruto es inicialmente blanco, aunque se vuelve rojo al madurar. En botánica, el arándano rojo es considerado un fruto de baya.

Aunque originario de Asia y Europa, el arándano rojo se encuentra en la mayoría de las zonas frías del hemisferio Norte. Hoy en día además se cultiva en Chile, Argentina, Australia, Nueva Zelanda, Francia e Italia, entre otros. En España también se produce en Asturias y Huelva.

Existen diferentes clases de arándano rojo. El arándano rojo común se puede encontrar en el norte de Europa, Asia y Norteamérica. Se caracteriza por unas hojas muy pequeñas de color rosa oscuro. Otro subgénero es el arándano rojo pequeño, que se da en el norte de Europa y de Asia, y se diferencia del anterior en que las hojas son más triangulares. El llamado arándano rojo americano, nativo del este de Canadá y noroeste de Estados Unidos, se diferencia de los anteriores en que las hojas son mayores y su sabor es parecido al de la manzana.

Su acción medicinal se atribuye a sus pigmentos morados, las proantocianidinas o PAC, pues supuestamente, impiden que las bacterias, como la E. coli, se peguen a las paredes del tracto urinario. Estas sustancias también están presentes en otras muchas plantas como las moras, las grosellas u otros tipos de arándanos, los cuales tienen una acción antiséptica parecida, aunque el arándano rojo tiene una mayor concentración en su composición.

Además de consumirlos frescos, las hojas y los frutos del arándano se pueden utilizar para infusiones y zumos; compotas, mermeladas y confituras; salsas o guarniciones para carnes y pescados: en repostería; para coctelería y como colorante. Además, con estas bayas (cramberries) es típico hacer una salsa para acompañar al pavo el día de Acción de Gracias en Estados Unidos.

Los principales países consumidores de arándano rojo son Estados Unidos, Canadá, Italia, Alemania, Inglaterra, Holanda, Noruega, Suecia, Finlandia y Japón.