Maquillaje para disfraces

Autor: Verónica López (3 de Octubre de 2017)

© iStock

El maquillaje juega un papel importante en cualquier disfraz o caracterización, ya sea en Halloween, Carnaval o una fiesta temática. Los maquillajes que se usan para este fin suelen ser agresivos, potentes y de larga duración, para que permanezcan sin alteraciones durante toda la celebración. Para evitar daños en la piel y posibles reacciones alérgicas, Onmeda ha consultado a dos expertas en dermatología para conocer los mejores consejos para proteger la piel de estos cosméticos.

Según la Academia Española de Dermatología (AEDV), la intolerancia a los cosméticos se puede producir por irritación o cuando existe una patología propia de la piel que necesita un tratamiento y cuidados especiales. Así, los problemas dermatológicos más habituales relacionados con el uso de maquillajes y cosméticos son las dermatitis irritativas, ocasionadas por una alergia a alguno de los componentes de los cosméticos, por la previa existencia de una irritación crónica leve mantenida en el tiempo y no tratada, cuando existe una dermatitis atópica o una rosácea.



Los cosméticos con alcoholes o ácidos
pueden provocar dermatitis irritativas o alergias, al igual que moléculas como la metilisotiazolinona y las fragancias. Normalmente cuando hay una intolerancia a un maquillaje o cosmético, los síntomas habituales son picor, ardor, eczema irritativo, urticaria, cambios en el color de la piel, rojeces, entre otros.

La doctora Bibiana Pérez, de la Academia Española de Dermatología (AEDV), explica que a la hora de elegir un maquillaje para disfrazarse se deben evitar aquellos productos que sigan cadenas de comercialización dudosas, de los cuales no sabemos si han pasado los debidos controles de calidad. “El uso de maquillajes  que no respondan a los estándares de calidad puede producir dermatitis, irritativas o alérgicas, y reacciones acneiformes. En casos especiales, si la persona tiene alergia a algún componente, sobre todo algún pigmento, podría desencadenarse una reacción cutánea más extensa, no sólo en la zona donde se aplicó el maquillaje”, afirma Pérez.

En este sentidoAurora Barranger, experta en dermocosmética de Laboratorios Uriage, recomienda usar un maquillaje hipoalergénico que no sea comedogénico. En caso de duda y para garantizar una seguridad máxima se puede probar el maquillaje en la parte interior del brazo días previos a la fiesta. “Hay que tener en cuenta que por muy bueno, o hipoalergénico que sea, suele obstruir los poros al ser muy cubriente, por lo que es primordial proteger la piel con un producto que la cuide, y la preserve del maquillaje antes de aplicarlo”, apunta la especialista.

Para esta experta, las pieles atópicas deben usar cosméticos muy ligeros, hipoalergénicos y no comedogénicos. “Las personas con dermatitis atópica pueden maquillarse pero teniendo cuidado con los productos que se eligen, teniendo en cuenta estas recomendaciones, y lo más importante tomándose el tiempo necesario para preparar la piel antes de maquillarla, usando una crema protectora con efecto barrera que minimice el contacto del maquillaje con la piel y protegiéndola a la vez del resto de agresiones externas.”, especifica Barranger.

Por otra parte, la dermatóloga Bibiana Pérez, aclara que las personas con patología dermatológica pueden utilizar maquillajes de este tipo, en momentos puntuales, retirándolos cuidadosamente tan pronto como sea posible. Además, apunta a que “las personas que hayan demostrado dermatitis de contacto por colorantes u otros productos contenidos en los maquillajes, no deben utilizarlos. Y los que padecen acné, o tienen una piel muy grasa, deberían evitar los maquillajes oclusivos, que podrían ocasionar un empeoramiento”. 

 Cuidados a la hora de usar maquillajes para disfraces

Las dos expertas dermatólogas han concluido que lo más importante a la hora de elegir un maquillaje para disfrazarse o para una caracterización es utilizar productos controlados por las autoridades sanitarias, que incluyan especificaciones como "hipoalergénicos" o "testados dermatológicamente". Otros aspectos importantes a tener en cuenta son los siguientes:

  • Preparar bien la piel antes de aplicarse el maquillaje. Realizar una buena limpieza e hidratación previa y posterior, con desmaquillantes específicos para cada tipo de piel y aguas micelares o productos con agua termal. 
  • Eliminar totalmente el maquillaje antes de irse a dormir. No desmaquillarse en profundidad afecta a la luminosidad de la piel y puede ocasionar la aparición de imperfecciones. Para ello, es recomendable usar productos adaptados a cada tipo de piel. Existen fórmulas específicas sin perfume para pieles sensibles, también aptas para niños, que garantizan un máximo de tolerancia.

Para finalizar se recomienda comprar este tipo de maquillajes y cosméticos en lugares de confianza como la farmacia o establecimientos acreditados para este fin. Hay que prestar especial atención a la casa o laboratorio que lo produce y consultar su composición (debe aparecer en la etiqueta debidamente explicada).       

Fuentes:

  • Academia Española de Dermatología y Vereneología 
  • Entrevista con Aurora Barranger, experta en dermocosmética de Laboratorios Uriage; octubre de 2016.