Publicidad

Publicidad

Pechos asimétricos

Autor: Redacción Onmeda (3 de Mayo de 2017)

© iStock

Tener una ligera diferencia entre un pecho y otro es algo totalmente habitual en las mujeres. Sin embargo, tener una asimetría muy relevante puede ser un problema. Para solucionarlo, la Dra. Nélida Grande, especialista en cirugía plástica, reparadora y estética, nos detalla cómo podemos igualar unas mamas asimétricas. Quizá no se trate de tener solamente un pecho mucho más grande que otro, sino que el aspecto sea de uno más caído que el otro, o incluso que haya diferencias muy evidentes entre una areola y otra (y entre los pezones). En cada caso, un cirujano plástico aplica en cada pecho la técnica adecuada para lograr una armonía y equilibrio entre ambas mamas.

El hecho de presentar diferencias severas en la forma de los pechos no es un problema únicamente físico. Puede llegar a condicionar las relaciones de la mujer. En esencia, para la corrección quirúrgica de unas mamas asimétricas es necesario estudiar exhaustivamente cada caso y elegir el método quirúrgico adecuado, e implantes de distintos tamaños si fuera necesario. A la hora de elegir la técnica o técnicas que se emplearán en quirófano, también es importante valorar la calidad de la piel de las mamas. Una piel débil, poco elástica y sin firmeza hace que el busto tienda más a caer, lo que hay que tener en cuenta, por ejemplo, para decidir el tamaño del implante que se va a colocar (uno de mucho peso puede hacer que la mama caiga con más rapidez).

La anisomastia significa que tenemos distintos volúmenes en cada una de las mamas. Insisto en que una leve asimetría de talla es absolutamente normal, de modo que no hay que alarmarse ya que es muy común. Pero si hay una disparidad muy notable, se puede recurrir a la cirugía plástica. Quizá una de las mamas necesite simplemente una prótesis para igualarse a la otra en tamaño, razón por la que sólo nos operarán uno de los senos, aunque también, puede que se necesite elevar por estar caído, con lo que la técnica a practicar entonces sería la llamada mastopexia -para levantar la mama-, introduciendo después una prótesis.

Nueva forma gracias a los implantes

Por tanto, una operación de mamas asimétricas puede ser completamente distinta según una paciente u otra. Otra de las situaciones que se pueden dar es que presentemos lo que se denomina anisotelia. Ésta se diagnostica si hay una asimetría entre los conjuntos areola-pezón. Un cirujano con la debida pericia y experiencia puede reducir el tamaño de la areola, o corregir un pezón malformado para igualarlo al otro. Pero a diferencia de una intervención de cambio de volumen, este tipo de cirugía se puede realizar sin necesidad de ingreso hospitalario, con anestesia local y sedación. 

Lipoestructura o grasa propia para rellenar y remodelar

Conviene hablar aquí también de la reconstrucción de mamas, que es el caso de asimetría más grave ya que si hemos perdido un pecho -mastectomía- a causa de un cáncer o un fuerte traumatismo, hay que reconstruir ese seno desde cero. Sin embargo, no siempre es así ya que hay pacientes que no han tenido que someterse a una mastectomía completa, pero sí ha sufrido secuelas en el pecho. En esos casos quizá esa mama ha quedado algo deformada y con depresiones, y los cirujanos podemos decantarnos por injertos de grasa propia para volver a rellenarlo. Este procedimiento se basa en la extracción de grasa de otra zona del cuerpo de la mujer, que una vez depurada se introduce en el pecho que necesite “remodelarse”.

Paralelamente a estas situaciones más extremas, la introducción de grasa propia es una técnica que también se puede utilizar para corregir asimetrías menos graves. Es lo que tiene el nombre de lipoestructura. En algunas ocasiones, una diferencia de volumen que es visible pero no demasiado pronunciada, y la mujer desea retocarla, puede solucionarse usando grasa propia evitando así una prótesis para dotar de volumen. En todo caso, ello ha de ser valorado en consulta por el cirujano, quien recomendará una opción u otra, tanto en este caso como en otros que puedan diagnosticarse como mamas asimétricas.