Piercing genital: El piercing genital en las mujeres

Autor: Redacción Onmeda (9 de Agosto de 2017)

El área genital de la mujer ofrece muchas opciones para un piercing genital. Sin embargo, cada mujer tiene una anatomía diferente y por lo tanto no todos los genitales son adecuados para la realización de un piercing. Por ejemplo, a veces ocurre con los labios genitales: mientras que algunas mujeres tienen los labios menores bastante grandes y no están completamente cubiertos por los mayores, en otras mujeres los labios menores se “esconden” completamente tras los mayores. Por lo tanto, no hay mucho espacio para la realización de un piercing en los labios genitales, puesto que a veces no hay suficiente superficie.

Existe otro tipo de piercing para el que la anatomía determina si es posible realizarlo o no: Hay mujeres en las que su clítoris está dispuesto de tal manera que un piercing horizontal del prepucio del clítoris no se puede (y no se debe) hacer. Todas las mujeres deben informarse consultando con un profesional de los piercings si determinados piercings son adecuados para ellas o no.

Descripción general de los piercings genitales de las mujeres (selección):

Las complicaciones en este tipo de piercing femenino son sobre todo la inflamación, el desagarro de la perforación y el sangrado. La mala noticia para las interesadas: casi una de cada dos mujeres con piercing genital sufre algún tipo de problema relacionado con éste.

Piercing Christina

El piercing Christina es un piercing superficial. Se extiende desde el lugar donde se juntan la vulva y los labios mayores hasta el monte de Venus. Otro nombre con el que se designa el piercing Christina es el de piercing Venus. Puesto que el piercing Christina no tiene ningún contacto con el clítoris, es más bien visual y se realiza con fines decorativos. La excitación sexual no aumenta con este piercing.

El piercing Christina se conoce también como piercing Venus.

Sin embargo, las mujeres que llevan el piercing Christina pueden encontrarse a sí mismas más atractivas y aumentar así su actividad, su atractivo y su deseo sexual. Cuando a la pareja de la persona con el piercing Christina también le gusta el piercing, el hecho de llevarlo puede influir en la vida sexual de la pareja. Sin embargo, esto no es cierto para todos los casos: puesto que el abdomen del hombre ejerce presión en el monte de Venus de la mujer y por lo tanto en el piercing durante la postura del misionero, algunas mujeres con este piercing pueden experimentar dolor en esta zona (incluso después de la curación). Las mujeres o parejas a las que les guste esta postura deben considerar la situación antes de hacerse un piercing de este tipo.

El piercing Christina es uno de los más modernos y no está muy extendido. En primer lugar, debido a la falta de estimulación sexual y en segundo lugar porque necesita mucho tiempo para curarse. Debido al largo de esta perforación, a menudo el piercing cuenta con más de 2,5 centímetros.

Características del piercing Christina:

  • Localización: desde la zona superior de la vulva hasta el monte de Venus.
  • Tiempo de recuperación: al menos de 6 a 9 meses (¡más tiempo que los demás piercings genitales!).
  • Piercing utilizado normalmente: relativamente largo (> 2,5 cm), en la mayoría de los casos no es de metal, sino de plástico, puesto que la ropa y algunas posturas en la cama (como la del misionero) pueden oprimir la zona.
  • Perforación: no es muy dolorosa, los sangrados son frecuentes. Se recomienda el afeitado antes de la perforación.
  • Riesgos: mala curación de la herida, dolor durante las relaciones sexuales

Si una mujer se quita el piercing Christina, se queda un pequeño agujero visible en la zona de la vulva. Las mujeres que se depilan esta zona deben tenerlo en cuenta.

Piercing del prepucio del clítoris

El piercing del prepucio del clítoris es uno de los más comunes (a muchas mujeres les gusta decorar esta zona). Se puede elegir entre dos tipos: el vertical y el horizontal. Se trata de la perforación del prepucio del clítoris, puesto que no se perfora el clítoris en sí, sino el pliegue de la piel que lo cubre parcialmente.

Además de en su recorrido y en los requisitos de la anatomía femenina, estos dos piercings se diferencian en algo esencial: su influencia en la satisfacción sexual. Solo el piercing vertical del prepucio del clítoris estimula el clítoris y por lo tanto aumenta la intensidad de la excitación y el deseo. Sin embargo, para las mujeres con un clítoris muy sensible, la estimulación de la perforación vertical puede ser demasiado fuerte y provocar la sensación contraria, es decir, de dolor. El piercing horizontal del prepucio del clítoris estimula el clítoris poco o muy poco y por lo tanto se hace más por fines estéticos.

Piercing vertical del prepucio del clítoris.

Características del piercing vertical del prepucio del clítoris:

  • Localización: desde abajo hacia arriba a través del prepucio del clítoris.
  • Tiempo de recuperación: de 4 a 8 semanas.
  • Piercing utilizado normalmente: barra (straight barbell o curved barbell) o anillo.
  • Perforación: no se debe hacer con pinzas, sino con un tubo especial (tubo receptor).
  • Nombre en inglés: vertical clitoral hood (VCH) Piercing.
  • Riesgos: lesiones del clítoris durante la perforación.

¿Qué anatomía debe tener una mujer para poder hacerse un piercing vertical del prepucio del clítoris? Es importante que el pliegue de la piel, que en la mayoría de las mujeres cubre el clítoris (casi) completamente, sea lo suficientemente grande. En este tipo de piercing se perfora el prepucio del clítoris. La mayor parte de estos piercings se sitúan entre el pliegue de la piel y el clítoris. Durante el sexo, el piercing fricciona directamente el clítoris y por lo tanto estimula a la mujer.

Características del piercing horizontal del prepucio del clítoris:

  • Localización: horizontal a través del prepucio del clítoris.
  • Tiempo de recuperación: de 6 a 8 semanas.
  • Piercing utilizado normalmente: anillo.
  • Perforación: al contrario de lo que ocurre con el piercing vertical del prepucio del clítoris, para éste se utilizan pinzas.
  • Nombre en inglés: horizontal clitoral hood (HCH) piercing.
  • Riesgos: mala cicatrización debido a que el piercing es “retorcido”.

Las mujeres que quieren hacerse un piercing horizontal del prepucio del clítoris deben tener un prepucio adecuado para esto en el que la distancia hasta el clítoris sea suficiente. Si no, el profesional puede perforar por accidente el clítoris. Además, el piercing solo se puede hacer cuando hay la suficiente superficie de piel para realizarlo.

Piercing horizontal del prepucio del clítoris.

Piercing del clítoris

Al hablar de los piercings genitales femeninos lo primero que viene a la cabeza es el piercing del clítoris. Sin embargo, mucha gente no sabe que son muy pocas las mujeres que llevan un piercing en el propio clítoris. Existen varias razones por las que está poco extendido: en primer lugar, el piercing del clítoris se encuentra en el clítoris en sí, que es la parte más sensible del cuerpo femenino. La mayoría de las mujeres experimentan el estímulo o la presión producida por este piercing de forma desagradable y una sobreestimulación a través del tacto a veces puede resultar dolorosa.

Piercing horizontal en el clítoris.

Además, el piercing del clítoris entraña grandes riesgos. Si el piercing queda algo torcido, el clítoris puede sufrir lesiones y por lo tanto dañar de forma grave la sensibilidad sexual. Los profesionales que hacen este tipo de piercing deben tener mucha experiencia y conocer la técnica al máximo.

Las mujeres que optan por un piercing del clítoris, por lo general tratan de conseguir una fuente extra de estimulación sexual.

Características del piercing del clítoris:

  • Localización: en la mayoría de los casos, horizontal a través del clítoris.
  • Tiempo de recuperación: de 4 a 8 semanas.
  • Piercing utilizado normalmente: anillo o barra (curved bar, curved barbell) si es horizontal y barra si es vertical.
  • Perforación: la mujer debe estar preparada, puesto que la perforación del clítoris con pinzas puede ser dolorosa.
  • Nombre en inglés: clitoris piercing.
  • Riesgos: fuertes sangrados (el clítoris está muy irrigado de sangre), dolor persistente, cicatrización y disminución del placer sexual.

Si el piercing del clítoris causa algún tipo de molestia o dolor, la mujer deberá visitar al profesional que se lo hizo y pedirle consejo. Si el piercing se cura mal, lo mejor es quitarlo, ya que de lo contrario se pueden formar cicatrices. A veces se produce una hipersensibilidad persistente, que a menudo solo desaparece cuando se quita el piercing.

Piercing de los labios genitales

El piercing de los labios genitales es uno de los piercings genitales que las mujeres llevan sobre todo por razones estéticas. Por lo general, este tipo de piercing no hace aumentar el deseo y las sensaciones sexuales puesto que no estimula el clítoris directamente. La excepción son los piercings que se realizan en una zona muy alta (cerca del clítoris).

Piercing de los labios mayores.

Puesto que existen labios genitales mayores y menores, también hay dos tipos de piercing de los labios genitales. Una diferencia importante consiste en que los labios menores generalmente se curan de forma más rápida y fácil que los labios mayores.

Características del piercing de los labios mayores:

  • Localización: a través de los labios mayores, en uno o en los dos lados.
  • Tiempo de recuperación: de 3 a 4 meses.
  • Piercing utililzado normalmente: anillo o barra (curved bar, curved barbell).
  • Nombre en inglés: outer labia piercing.
  • Riesgos: además de los riesgos habituales como la infección o el sangrado, el piercing puede producir desgarro.

Es posible que el lugar en el que se realiza el piercing sangre tras la perforación durante cerca de una semana. La inflamación a veces dura aún más tiempo. Se debe usar ropa interior que no sea demasiado estrecha, sino más bien holgada.

Piercing de los labios menores.

El piercing de los labios menores es similar al del prepucio del clítoris. Los labios menores también están bien irrigados de sangre, el tejido es muy fino y se cura rápidamente. Si los labios menores son demasiado pequeños, se suelen perforar los labios mayores en su lugar.

A menudo las mujeres se hacen estos piercings en los dos lados de los labios.

Características del piercing de los labios menores:

  • Localización: a través de los labios menores, en uno o en ambos lados.
  • Tiempo de recuperación: de 4 a 8 semanas.
  • Piercing utilizado normalmente: anillo o barra (curved bar, curved barbell).
  • Nombre en inglés: inner labia piercing.
  • Riesgos: además de los riesgos habituales, el piercing puede producir desgarro.

Cuando se elimina el piercing de los labios genitales, por lo general queda un pequeño agujero. Con el tiempo se hace más pequeño, pero no llega a desaparecer completamente.

Piercing fourchette

El piercing fourchette es bastante poco habitual y a menudo las mujeres lo llevan desde la vagina hasta el perineo (la zona que se encuentra entre la vagina y el ano). El piercing fourchette se hace generalmente de forma vertical.

Características del piercing fourchette:

  • Localización: vertical, a través del perineo.
  • Tiempo de recuperación: de 6 a 8 semanas.
  • Piercing utilizado normalmente: barra (curved bar, curved barbell).
  • Perforación: puesto que el piercing se realiza casi en la vagina, la perforación requiere mucha habilidad y pericia.
  • Nombre en inglés: fourchette piercing.
  • Riesgos: debido a su proximidad al ano, existe riesgo de infección y contaminación a través de las bacterias intestinales o debido a los asientos sucios.