Yodo: Sobredosis e intoxicación

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (4 de Agosto de 2012)

La sal de mesa enriquecida con yodo contiene una cantidad bastante justa de yodo, así, en 1 kilogramo de sal yodada solo se encuentran 20 miligramos del mineral, por esta razón puede descartarse prácticamente una sobredosis por esta vía. En caso de hipertiroidismo, deben evitarse grandes cantidades de yodo debido precisamente a dicha hiperfunción de la tiroides.

Los comprimidos de yodo y los suplementos de yodo en los complementos alimenticios no son perjudiciales para la salud en caso de dosificación correcta.

Las personas que padecen de alergia al yodo no deberían tomar medicamentos con yodo sin la correspondiente recomendación médica y, en caso de examen radiológico con medio de contraste yodados, deberían evaluar detenidamente con el médico la necesidad del uso de dicha sustancia.

En caso de sobredosis con yodo, cuando debe tomarse, por ejemplo, 1 miligramo diario, se producen en primer lugar molestias en la región gastrointestinal así como erupciones cutáneas. Una sobredosis extrema puede provocar escozor y dolor en la boca y la garganta, además de un sabor metálico. Asimismo, aparecen trastornos en la región gastrointestinal y puede darse una abrasión de las mucosas.