Selenio

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (4 de Agosto de 2012)

© iStock

El selenio pertenece a los semimetales y aparece en la Tierra con relativa poca frecuencia. Actúa como oligoelemento esencial y es por lo tanto una sustancia indispensable para el cuerpo humano, que debe consumirse a través de la alimentación.

El selenio tiene varias funciones importantes en el cuerpo:

  • Protege de los radicales libres, nocivos para las células.
  • Participa en el metabolismo de las hormonas tiroideas.
  • Se une con los metales pesados tóxicos.
  • Fortalece el sistema inmunitario.

Los alimentos especialmente ricos en selenio son el pescado, la carne (hígado, riñones), el marisco, la leche y las verduras. El selenio se incorpora a las proteínas formando las selenoproteínas. Los expertos calculan que un consumo diario de entre 30 y 70 microgramos de selenio es suficiente para cubrir las necesidades. El déficit de selenio se manifiesta en la mayoría de los casos con un déficit de vitaminas.

El selenio consumido en exceso puede ocasionar síntomas en la piel, el cabello, los nervios y el tracto gastrointestinal. El selenio en el cuerpo se encuentra sobre todo en los músculos, los riñones, el hígado y los huesos.

El selenio se encuentra en la naturaleza con muy poca frecuencia de forma pura, en la mayoría de los casos se encuentra ligado al azufre.