¿Qué es el resveratrol?

Autor: Redacción Onmeda (25 de Mayo de 2017)

© iStock

El resveratrol es un compuesto antioxidante polifenólico que está presente de forma natural en la uva, las bayas (fresa, frambuesa, mora, mirtilo, arándano rojo, azul...), el cacahuete, el vino tinto y en la planta Polygonum cuspidatum. El resveratrol pertenece a una clase de compuestos polifenólicos denominados estilbenos(1). Se le atribuyen efectos cardioprotectores y una mejor circulación sanguínea al cerebro. Mikel García Iturriozexperto en Nutrición Ortomolecular y Medicina Biológica nos lo cuenta en esta colaboración. 

Algunas variedades de plantas producen resveratrol en respuesta a la infección por el hongo Botrytis cinerea.2 Es también inducido en respuesta a una variedad de condiciones de estrés, como el clima, exposición al ozono, luz solar y metales pesados.3

El resveratrol se identificó por primera vez en 1.940 en las raíces del heléboro blanco y más tarde en 1.963 en el polvo seco de las raíces de la bistorta del Japón (Polygonum cuspidatum), también denominada persicaria de Oriente, usado desde hace muchos años como remedio en la medicina popular china (conocida como Hu-Chang) y japonesa (bajo el nombre de Ko-jo-kon o Itadori, que significa “bienestar”) para tratar muchas dolencias como enfermedades hepáticas, cutáneas o circulatorias, entre otras.4

Ya en el año 1.976, el resveratrol fue detectado en las uvas y en 1.992, en el vino (sobre todo en el vino tinto).5 Al mismo tiempo, muchos estudios epidemiológicos empezaban a sugerir que el consumo continuado y moderado de vino (2/3 vasos al día) por parte de la población meridional francesa, a pesar de tener una dieta rica en grasas saturadas y unos factores de riesgo cardiovascular (tabaquismo, poco ejericicio físico), estaba asociado con una menor incidencia de anginas de pecho e infartos de miocardio. Este fenómeno se llamó “la paradoja francesa”.

Fuentes alimentarias

El resveratrol se ha detectado en más de 70 especies diferentes de plantas. El arándano azul posee el doble de resveratrol que el arándano rojo, pero se dan importantes variaciones según las regiones donde crezcan.

Estas frutas poseen menos del 10% de resveratrol que las uvas. Asimismo, el cocinado o el procesado con calor de estas bayas ayudarán a la degradación del resveratrol, reduciéndolo hasta la mitad.6 La piel de uva fresca contiene aproximadamente 50 a 100 mcg de resveratrol por gramos de peso húmedo, lo que contribuye a una alta concentración de resveratrol en el vino tinto y en el zumo de uva.7

La cantidad de resveratrol en la piel de las uvas varía con el tipo de cultivo, su origen geográfico y exposición a infecciones fúngicas.8 El resveratrol está presente, en líneas generales, en concentraciones más elevadas en los vinos tintos que en los vinos blancos, lo que puede explicar el hecho de que el vino tinto tenga efectos cardioprotectores mayores que el vino blanco.

Esta situación se debe a las diferencias que existen en el proceso de fabricación de ambos tipos de vino. “Al preparar el vino blanco se prensa la uva para que salga el mosto y, antes de que tenga lugar la fermentación, se retira la piel de la uva, por lo que no da tiempo a que se genere el etanol y a que el etanol extraiga el resveratrol (este compuesto polifenólico es muy soluble en alcohol pero poco soluble en agua). Sin embargo, en la elaboración del vino tinto no se elimina la piel de la uva, de forma que, una vez iniciada la fermentación, el etanol generado durante la misma extrae el compuesto de la piel de la uva".9

Asimismo, el contenido en resveratrol de los vinos depende de muchos factores, como la elaboración, la variedad de uva, la zona geográfica de donde procede el vino, etc. En este sentido, el resveratrol es una fitoalexina, esto es, un compuesto natural con actividad antimicrobiana que la vid sintetiza para defenderse de las infecciones por hongos.

Por ese motivo, en líneas generales los vinos elaborados en zonas húmedas suelen tener más contenido en resveratrol que los elaborados en zonas secas, aunque procedan de la misma variedad de uvas.

El contenido total de varias bebidas y alimentos se refleja en la siguiente tabla. Estos valores deben considerarse aproximados dado que el contenido en resveratrol de alimentos y bebidas puede variar considerablemente.

Contenido total de resveratrol en vinos y zumo de uva10-11

 

 

Bebida

Resveratrol total (mg/litro)

Resveratro total en un vaso de 140 ml (mg)

Vinos blancos (españoles)

0,05-1,80

0.01-0,27

Vinos rosados (españoles)

0,43-3,52

0,06-0,53

Vinos tintos (españoles)

1,92-12,59

0,29-1,89

Vinos tintos (global)

1,98-7,13

0,30-1,07

Zumo de uva (de variedad tinta) (español)

1,14-8,69

0,17-1,30 


Contenido total de resveratrol de una selección de alimentos12,13, 14

 

 

Alimento

Servicio

Resveratro total (mg)

Cacahuetes (crudos)

1 taza (146 g)

0.01-0,26

Cacahuetes (cocidos)

1 taza (180 g)

0,32-1,28

Mantequilla de cacahuete

1 taza (258 g)

0,04-0,13

Uvas (de variedad tinta)

1 taza (160 g)

0,24-1,2


Principales aplicaciones potenciales

Salud cardiovascular

Una gran bibliografía muestra que el resveratrol posee efectos cardioprotectores. Los resultados de estos estudios tanto en animales como en humanos indican que modula la función de la célula vascular, inhibe la oxidación del LDL, suprime la agregación plaquetaria y ayuda a reducir el daño miocárdico durante la isquemia-reperfusión.15

Se han asociado reducciones significativas en el riesgo de enfermedad cardiovascular con el consumo moderado de determinadas bebidas alcohólicas.16 La “Paradoja Francesa” condujo a la idea que el consumo habitual de vino tinto aportaría una protección adicional frente a la enfermedad cardiovascular.17,18

En este sentido, cabe destacar que el mecanismo anti-inflamatorio del Resveratrol puede explicar la "Paradoja Francesa". Una nueva investigación que describe las vías biológicas que activan un efecto antiinflamatorio, podría proporcionar un mecanismo viable para los beneficios cardíacos que ofrece el resveratrol. El estudio sugiere que el resveratrol inhibe la formación de factores inflamatorios que desencadenan enfermedades cardiovasculares, por la unión y activación de la proteína KSRP. 19

Asimismo, según otra investigación, los suplementos de resveratrol podrían tener beneficios cardiovasculares para los fumadores, según informó un artículo publicado en la revista Current Medicinal Chemistry. En el mismo se informa de que los efectos anti-inflamatorios, antioxidantes e hipotrigliceridémicos del resveratrol podrían significar que la suplementación del polifenol puede ser beneficiosa para combatir los riesgos cardiovasculares de los fumadores.20

Los posibles beneficios cardiovasculares del resveratrol pueden estar relacionados con su capacidad para alterar el microbioma intestinal, según un nuevo estudio con ratones de laboratorio. Investigadores chinos centraron su atención en el compuesto trimetilamina-N-óxido (TMAO), un nuevo e independiente factor de riesgo para la aterosclerosis. Es un compuesto que se produce por microorganismos específicos en el intestino, que metabolizan la colina de la dieta a la trimetilamina (TMA), y enzimas hepáticas para completar la conversión a TMAO.

El estudio encontró que el resveratrol, que tiene una potencial actividad prebiótica, puede remodelar la microbiota intestinal para influir en la producción de ácido biliar, lo que a su vez disminuye los niveles de TMAO.21

Una dosis alta de resveratrol muestra la salud del corazón para las personas con sobrepeso y obesas. Según un nuevo estudio, los suplementos diarios que contienen resveratrol pueden reducir la producción de compuestos responsables de la acumulación de colesterol en el cuerpo de personas con sobrepeso y obesidad.22

Circulación cerebral y glucemia

El Resveratrol puede mejorar el flujo sanguíneo en el cerebro. En un nuevo estudio, se encontró que los suplementos del polifenol aumentan el flujo de la sangre en los cerebros de las personas con diabetes tipo 2, una población que tiene un mayor riesgo de disminución cognitiva debido a la disfunción microvascular.23

Además, la ingesta diaria de resveratrol puede mejorar el control de la glucosa y la sensibilidad a la insulina en personas con diabetes, según un nuevo metaanálisis basado en 11 estudios. No obstante, los datos de 388 personas también indicaron que el potencial de administración de azúcar en la sangre puede limitarse a los diabéticos, sin beneficios observados para las personas no diabéticas.24

Ingestas recomendadas

Las dosificaciones habitualmente empleadas rondan los 10 mg en el caso de prevención de patologías y los 10-100 mg al día, fuera de las comidas, cuando el resveratrol se emplea con fines terapéuticos. Lo más adecuado combinarlo con una fórmula antioxidante completa.

Contraindicaciones

No se ha establecido una dosis segura de los suplementos conteniendo resveratrol durante el embarazo y la lactancia.25 Dado que no se ha establecido un nivel seguro de consumo de alcohol en fase alguna del embarazo26, las mujeres embarazadas deberían evitar consumir vino como fuente de resveratrol.

Citando la evidencia de que el resveratrol es estrogénico, algunos expertos comentan la posibilidad de que el compuesto pueda interferir con los anticonceptivos orales y de que las mujeres que están embarazadas o intentando quedarse embarazadas no deberían emplear este compuesto, mientras que otros advierten que el resveratrol no debe tomarse por niños o adultos jóvenes menores de 18 años, dado que no han habido estudios que muestren cómo afecta en su desarrollo natural. Un pequeño estudio encontró que una dosis única de hasta 5 gramos de trans-resveratrol no provocó efectos adversos serios en voluntarios sanos(27). 

 Referencias:

  1. Soleas GJ, Diamandis EP, Goldberg DM. Resveratrol: a molecule whose time has come? And gone? Clin Biochem. 1997;30(2):91-113.
  2. Delmas D, Lancon A, Colin D, Jannin B, Latruffe N. Resveratrol as a Chemopreventive Agent: A Promising Molecule for Fighting Cancer. Current Drug Targets. 2006;7:423–442.
  3. Bavaresco L. Role of viticultural factors on stilbene concentrations of grapes and wine. Drugs under Experimental and Clinical Research. 2003;29:181-7.
  4. Nonomura, S., Kanagawa, H., and Makimoto, A. Chemical constituents of polygonaceous plants. I. Studies on the components of Ko-jo-kon. (Polygonum Capsidatum- SIEB et ZUCC). Yakugaku Zasshi. 1963;83:988-990.
  5. Siemann EH, Creasey LL. Concentration of the phytoalexin resveratrol in wine. Am J Enol Vitic. 1992;43(1):49-52.
  6. Lyons MM, Yu C, Toma RB, et al. "Resveratrol in raw and baked blueberries and bilberries". J. Agric. Food Chem. 2003;51(20):5867–70.
  7. Baliga MS, Meleth S, Katiyar SK. Growth inhibitory and antimetastatic effect of green tea polyphenols on metastasis-specific mouse mammary carcinoma 4T1 cells in vitro and in vivo systems. Clinical Cancer Research. 2005;11:1918–27.
  8. Fremont L. Biological effects of resveratrol. Life Sci. 2000;66(8):663-673.
  9. Siemann EH, Creasey LL. Concentration of the phytoalexin resveratrol in wine. Am J Enol Vitic. 1992;43(1):49-52.
  10. Romero-Perez AI, Ibern-Gomez M, Lamuela-Raventos RM, de La Torre-Boronat MC. Piceid, the major resveratrol derivative in grape juices. J Agric Food Chem. 1999;47(4):1533-1536.
  11. Romero-Perez AI, Lamuela-Raventos RM, Waterhouse AL, de la Torre-Boronat MC. Levels of cis- and trans-resveratrol and their glucosides in white and rosé Vitis vinifera wines from Spain. J Agric Food Chem. 1996;44(8):2124-2128.
  12. Burns J, Yokota T, Ashihara H, Lean ME, Crozier A. Plant foods and herbal sources of resveratrol. J Agric Food Chem. 2002;50(11):3337-3340.
  13. Sanders TH, McMichael RW, Jr., Hendrix KW. Occurrence of resveratrol in edible peanuts. J Agric Food Chem. 2000;48(4):1243-1246.
  14. Sobolev VS, Cole RJ. trans-resveratrol content in commercial peanuts and peanut products. J Agric Food Chem. 1999;47(4):1435-1439.
  15. Bradamente S et al. Cardiovascular protective effects of resveratrol. Cardiovasc Drug Rev. 2004 Fall;22(3):169-88.
  16. Klatsky AL. Drink to your health? Sci Am. 2003;288(2):74-81.
  17. Criqui MH, Ringel BL. Does diet or alcohol explain the French paradox? Lancet. 1994;344(8939-8940):1719-1723.
  18. St Leger AS, Cochrane AL, Moore F. Factors associated with cardiac mortality in developed countries with particular reference to the consumption of wine. Lancet. 1979;1(8124):1017-1020.
  19. Nathan Gray, Resveratrol’s anti-inflammatory mechanism may explain ‘French paradox. 2014.
  20. Annie-Rose Harrison-Dunn, Study: Resveratrol a smoker’s best friend?. 2014.
  21. Stephen Daniells, Resveratrol’s heart health benefits linked to gut microbiota changes. 2016.
  22. Stephen Daniells, High-dose resveratrol shows heart health for overweight and obese people: Human data. 2013.
  23. Stephen Daniells, Resveratrol may improve blood flow in the brain: Study. 2016.
  24. Stephen Daniells, Resveratrol’s blood sugar management potential supported by meta-analysis, but are benefits limited to diabetics?. 2014.
  25. Hendler SS, Rorvik DR, eds. PDR for Nutritional Supplements. Montvale: Medical Economics Company, Inc; 2001.
  26. American Academy of Pediatrics. Committee on Substance Abuse and Committee on Children With Disabilities. Fetal alcohol syndrome and alcohol-related neurodevelopmental disorders. Pediatrics. 2000;106(2 Pt 1):358-361.
  27. 81. Boocock DJ, Faust GE, Patel KR, Schinas AM, Brown VA, Ducharme MP, Booth TD, Crowell JA, Perloff M, Gescher AJ, Steward WP, Brenner DE. Phase I dose escalation pharmacokinetic study in healthy volunteers of resveratrol, a potential cancer chemopreventive agent. Cancer Epidemiol. Biomarkers Prev. 2007;16(6):1246-52.