Ácido fólico (folato)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Junio de 2016)

© iStock

El ácido fólico (folato) es una vitamina hidrosoluble del grupo de las vitaminas B. Actúa en numerosos procesos metabólicos. Prácticamente todas las verduras de hoja, los cereales y las vísceras son buenas fuentes de ácido fólico. El pescado no contiene mucho ácido fólico.

El cuerpo tiene muy pocas reservas de ácido fólico. Si no se suministra esta vitamina a través de la alimentación, tras cuatro o cinco meses se da un tipo especial de anemia que se conoce como anemia megaloblástica.

El déficit de ácido fólico se da en todo el mundo. Las causas suelen ser, además de una alimentación inadecuada, el alcoholismo y el consumo de verduras que han sido cocinadas durante mucho tiempo.

El nombre de ácido fólico proviene de la palabra latina folium (= hoja). Se escogió este nombre debido a que la vitamina se aisló por primera vez de una hoja de espinaca. En el cuerpo de los adultos sanos hay entre 5 y 10 miligramos de ácido fólico, que se acumulan principalmente en el hígado (5 mg). Si no se consume ácido fólico, la cantidad almacenada en el cuerpo sólo es suficiente para cubrir las necesidades durante un periodo de tiempo de entre dos y cuatro meses.

Para las mujeres embarazadas es especialmente importante el consumo de ácido fólico, puesto que un déficit de ácido fólico podría causar trastornos neurológicos en los niños. Por eso en casos de déficit de ácido fólico es frecuente que los niños nazcan con espina bífida.