Quinoa (quinua)

Autor: Verónica López Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (20 de Octubre de 2016)

© iStock

La quinua (quinoa, quínoa o kinua) es un pseudocereal que proviene de Sudamérica y es especialmente rico en proteínas, fibra, vitaminas del grupo B y minerales como el calcio, el magnesio y el manganeso, entre otros. La ONU la declaró en el año 1996 uno de los cultivos favorables para la humanidad por su alto contenido nutricional y, además, el año 2013 fue declarado “año internacional de la quinua".

La quinua es un pseudocereal de la subfamilia Chenopodiodeae de las amarantáceas. Popularmente se conoce como “el grano de los incas”, pues fue una de las fuentes de alimentación básicas para los Incas. En la actualidad,se cultiva, principalmente, en Sudamérica, en la cordillera andina. Los países donde más se cultiva la quinua son bolivia y Perú. 

Los pseudocereales se denominan así porque no son cereales, no provienen de la familia de las gramíneas, pero contienen más o menos los mismos nutrientes que los cereales, es decir, proteínas, fibra, vitaminas del grupo B, minerales y ácidos grasos insaturados.

En el caso de la quinua, además de ser el único alimento de origen vegetal que contiene todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas, sus características organolépticas, hacen que este producto pueda ser usado para elaborar harinas y panes.

La profesora María Jesús Callejo, del Departamento de Química y Tecnología de los Alimentos de la universidad Politécnica de Madrid, ha explicado a Onmeda.es que la quinua, además de ser una fuente importante de energía para la dieta por su contenido en almidón, “aporta proteína de buena calidad (posee todos los aminoácidos esenciales), fibra dietética y lípidos ricos en ácidos grasos insaturados (linoleico y linolénico). Más aún, contiene niveles adecuados de micronutrientes tales como minerales y vitaminas y cantidades significativas de compuestos bioactivos como saponinas, fitosteroles y polifenoles”.

La experta, ha destacado también que este pseudocereal tiene capacidad antioxidante, dada por un conjunto de factores que además de los flavonoides incluye la Vitamina E. Entre los minerales que contiene los que se encuentran en mayor cantidad son el potasio, fósforo, magnesio y calcio, aunque también contiene hierro y cinc. Es un alimento energético con un contenido en macronutrientes similar al trigo, el maíz o el arroz.

Por otra parte, Callejo también ha resaltado que la quinua no tiene gluten y por lo tanto es una buena alternativa para las personas con enfermedad celíaca. En palabras de la profesora, “no solamente no se ha descrito ningún efecto secundario derivado de la ingesta de quínoa sino que al no tener gluten, sus harinas está emergiendo como alternativa saludable para la formulación de productos sin gluten”.

La quinua se puede consumir como grano cocido para ensaladas, sopas u otros platos preparados, como si del arroz se tratase, pero también se puede utilizar para hacer harina y elaborar con ella pan, bebidas o papillas. Se aconseja lavar bien la quinua antes de ser usada para reducir un poco su sabor amargo. Así, la FAO recomienda incluir el consumo de quinua como parte de una alimentación equilibrada junto con otros alimentos, para mantener así una dieta variada y saludable.