Método Madre Canguro

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (23 de Diciembre de 2016)

© iStock

El Método Madre Canguro consiste en el contacto piel con piel entre un bebé (casi siempre prematuro) y su madre (padre o persona de referencia) lo más precoz, constante y prolongado posible. 

El Método Madre Canguro permite que el recién nacido prematuro pueda estar en contacto directo con la piel de su madre durante un gran número de horas al día, lo que favorece su desarrollo y la instauración de la lactancia materna, además de ayudar a crear vínculos afectivos entre ambos. 

Puede aplicarse en bebés de cualquier peso, edad gestacional e independientemente de los problemas de salud que pudiera presentar el recién nacido. Se comienza con él en el hospital y se puede continuar en casa. 

Fue creado en 1979 por los doctores Rey y Martínez, del Hospital San Juan de Dios de Bogotá (Colombia) ante la falta de incubadoras para acoger a los prematuros. Así, idearon este sistema por el cual el niño era puesto piel con piel sobre el pecho desnudo de su madre, recibía lactancia materna y se le procuraba un alta precoz para continuar con estos cuidados en el domicilio. Tras las primeras experiencias, se comprobó que los recién nacidos que disfrutaban del Método Madre Canguro evolucionaban mejor que los que permanecían en incubadoras, por lo que fue adoptado por muchos países desarrollados y en vías de desarrollo, como parte integral de los cuidados centrados en el desarrollo del niño (NIDCAP). 

El Método Madre Canguro ha probado científicamente sus beneficios tanto para la madre como para el bebé prematuro y sus pautas se han protocolizado, de forma que actualmente es seguido en muchas unidades de Neonatología de todo el mundo con resultados muy positivos. 

Bases  del Método Madre Canguro

Las bases del Método Madre Canguro son las siguientes: 

  • Piel con piel. El niño ha de permanecer piel con piel con su madre. Así, solo llevará el pañal y, en caso necesario, un gorrito, mientras que ella permanece con el torso desnudo para que su hijo sienta directamente su piel. El bebé se coloca en posición vertical sobre el pecho de la madre, con la cabeza hacia un lado y levemente extendida para favorecer la respiración, y las piernas flexionadas (en posición de ranita). Una de sus manos ha de quedar cerca de su boca. Para sujetarlo, la madre lleva una camiseta elástica (banda de tela), de modo que el recién nacido quede bien sujeto en su interior y ella no tenga que hacer esfuerzos para que no se deslice. Si no se dispone de esta camiseta, puede hacerse con otra ropa. 
  • Lo más prolongado posible. Madre e hijo permanecerán en esta postura desde que sea posible tras el nacimiento y el mayor número de horas al día que se pueda. Si la madre no es quien puede hacer el Método Madre Canguro, será el padre u otra persona de referencia quien lo practique. Lo ideal es un mínimo de entre 90 y 120 minutos diarios. 
    Alta precoz. Los cuidados del Método Madre Canguro posibilitan el alta precoz hospitalaria de los bebés prematuros, de forma que estén en Cuidados Intensivos o en Cuidados Intermedios el menor tiempo posible. Así, tras recibir el alta precoz y ser enviados a su domicilio, se seguirían haciendo controles ambulatorios y la madre continuaría con el Método en su hogar.
  • Lactancia materna. El Método Madre Canguro favorece la lactancia materna como forma de alimentación, ya que el bebé tiene acceso directo al pecho de su madre. En todo caso, si por alguna circunstancia el prematuro no puede tomar lactancia materna, el Método Madre Canguro es igualmente efectivo y recomendable. 

Los cuidados centrados en el desarrollo (NIDCAP) 

El programa Cuidados Centrados en el Desarrollo (NIDCAP, por sus siglas en inglés) es una metodología que se aplica en las unidades de Neonatolog para dar un papel destacado a las familias en el cuidado de sus hijos y favorecer el mejor desarrollo del recién nacido. Fue desarrollado en 1986 por la psicóloga infantil Heidelise Als, y desde entonces se ha incorporado a numerosos hospitales. 

El Método Madre Canguro forma parte del NIDCAP, donde también se contemplan estas pautas: 

  • La familia se implica activamente en el cuidado de su hijo prematuro o recién nacido enfermo. Para ello las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales están abiertas 24 horas para que los padres puedan acceder a ellas en todo momento.
  • El recién nacido y su familia son considerados una unidad en todo momento y sus padres participan en el cuidado de forma prioritaria.
  • El ambiente durante el ingreso se cuida mucho, con una luz tenue, reduciendo al máximo el ruido externo y usando nidos para que el bebé esté más confortable.
  • Durante los procedimientos que supongan dolor para el bebé, este recibe sacarosa para aminorarlo y está acompañado por sus padres para que sienta menos estré
  • Se favorece la lactancia materna y el personal sanitario dispone de los conocimientos adecuados para ayudar a las madres a establecerla.