Lactancia materna

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (3 de Enero de 2017)

© iStock

La lactancia materna es un proceso totalmente natural de alimentación de madre a hijo. A través de la leche materna, el bebé no solo recibe todos los nutrientes y líquidos que necesita sino que además, gracias a la lactancia, se establece un fuerte vínculo emocional entre la madre y su hijo.

Inmediatamente después del parto, se pone en marcha la maquinaria hormonal que se encarga de la producción de leche materna; para que la madre pueda poner a su hijo al pecho incluso en el mismo paritorio. La leche materna es la alimentación ideal para un recién nacido. Además de contener la combinación ideal de nutrientes, posee anticuerpos que sirven de protección ante las infecciones. Los niños que han sido amamantados desarrollan muchas menos alergias y enfermedades. Además, el bebé recibe, a través del contacto corporal, el calor y la sensación de protección que necesita. Por eso, si es posible, lo mejor es escoger la leche materna como método de alimentación exclusiva de un bebé en vez de la alimentación artificial.

De todas formas, existen madres que no pueden dar el pecho por una hipogalactia o por alguno otra circunstancia (aunque el número de situaciones o enfermedades maternas que realmente impiden la lactancia es muy bajo) o que no quieren hacerlo y en estos casos las leches de fórmula son la elección para alimentar al bebé.

Después del parto, lo óptimo es amamantar a tu bebé durante, por lo menos, seis meses. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna como método de alimentación exclusivo hasta los seis meses de edad del bebé, y complementándola con otros alimentos hasta los dos años o más. A continuación, debes iniciar poco a poco al bebé en la toma de alimentos introduciéndolos de forma paulativa y siguiendo las recomendaciones del pediatra todos los grupos de alimentos. Se recomienda alimentar al bebé con alimentos de transición y leche materna, al menos, hasta el final del primer año de vida. Se añadirá, además, todo lo que tu médico indique que sea necesario.

El inicio de la lactancia es complicado: aunque dar el pecho sea un proceso natural. Es importante conocer unas reglas básicas y tener paciencia. Lo ideal sería que la futura madre se informara durante el embarazo. Casi todos los problemas relacionados con la lactancia pueden resolverse si se consulta a tiempo a la matrona o a una especialista en lactancia.

¿Tienes alguna pregunta sobre lactancia materna? Plantea tus dudas en el Foro de Lactancia Materna de Onmeda nuestro experto Gumersindo Márquez te ayudará a resolverlas.