Higiene bucodental: Enjuague bucal

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Pedro Argudo (20 de Abril de 2015)

Un enjuague bucal puede ayudar a la limpieza diaria de los dientes si está enriquecido con los ingredientes mineralizantes y bactericidas adecuados. Tal y como se cita anteriormente, estos enjuagues deben ser prescritos por el dentista ya que se indicará el adecuado según el caso.

Los enjuagues bucales pueden reducir la placa dental y ayudar a prevenir gingivitis y el sangrado de las encías.

La clorhexidina es la sustancia más eficaz para reducir las bacterias. Debido a sus efectos secundarios, como posible decoloración gingival, irritaciones del sabor o manchas en los dientes, no se recomienda el uso diario continuo de enjuagues con clorhexidina. Lo mejor es hablar con el dentista para que le recomiende los ingredientes más adecuados para un enjuague bucal adecuado.

Valoración: Los enjuagues son muy útiles como medida complementaria. Pero no sustituyen en ningún caso los cepillos de dientes y la seda dental.

Colutorios

Los colutorios son soluciones altamente concentradas que proporcionan sobre todo un aliento fresco y buen sabor en la boca. No obstante, no tienen ningún efecto limpiador ni profiláctico.

Al igual que los perfumes, los colutorios cubren el olor resultante de una higiene insuficiente, sin luchar contra su causa.

Valoración: inadecuados para la profilaxis de la caries y de la limpieza bucal.