Higiene bucodental: Alternativas y complementos para el cepillo de dientes

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Pedro Argudo (20 de Abril de 2015)

Cepillos de dientes eléctricos

Por lo general, un cepillos de dientes eléctrico de buena calidad, y correctamente usado, limpia los dientes mejor que uno manual. Se maneja más fácilmente y puede compensar los fallos en la técnica de limpieza. Además, en algunos niños pequeños y algo mayores despiertan el instinto lúdico y les anima a limpiarse los dientes. Para el cabezal de los cepillos eléctricos valen las mismas reglas que para los cepillos de dientes manuales (cabezal pequeño, fuerza media de las cerdas, cerdas sintéticas redondeadas). El cepillo dental eléctrico siempre debe ser recomendado por el dentista, dependiendo del estado bucal de cada persona. En algunos estudios pudo demostrarse que los cepillos eléctricos con movimientos de las cerdas giratorios u oscilantes poseen un efecto limpiador mayor (menos placa, menos infecciones de las encías) que los cepillos manuales. Valoración: una buena alternativa a los cepillos manuales; manejo más sencillo, especialmente indicados, por tanto, para niños, enfermos, ancianos y personas con discapacidad.

Cepillos interdentales

Los cepillos interdentales tienen solo una fila de cerdas. Pueden ser de gran ayuda para la limpieza de los espacios interproximales en una dentadura con huecos o en prótesis dentales fijas. Valoración: buenos para complementar la limpieza en caso de espacios interproximales grandes.

Cepillos dentales sónicos

Los cepillos dentales sónicos son un perfeccionamiento de los cepillos eléctricos. En lugar de un simple motor eléctrico funcionan con energía sónica en el área de alta frecuencia por lo que son más rápidos que un cepillo manual y más rápidos que un cepillo “eléctrico normal”. Los estudios han demostrado que su eficacia en la limpieza de la placa es muy buena. Valoración: buena alternativa al cepillo de dientes convencional.