Valores de la orina: Componentes patológicos de la orina

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

Nitrito

El cuerpo excreta una pequeña cantidad de nitrato a través de la orina. Ciertas bacterias convierten el nitrato a nitrito, y normalmente no se pueden detectar en la orina de las personas sanas. La detección del nitrito por lo tanto sirve como un indicador de infección bacteriana del tracto urinario. En general, basta para ello una simple prueba con tiras reactivas de orina.

Proteínas

El riñón segrega unos 30 ml por día de proteína en la orina de forma natural. La llamada albúmina desempeña un papel principal. Debido a esfuerzos físicos o incluso durante el embarazo, puede haber un aumento de la excreción de proteínas y, por lo tanto, la denominada proteinuria o albuminuria, que no tiene significación clínica.

Una proteinuria patológica se presenta temporalmente en los casos de fiebre persistente, especialmente en enfermedades del riñón, diabetes mellitus y en los envenenamientos por metales pesados. Con una tira reactiva se puede determinar primero si la proteinuria está presente. El análisis de orina de 24 horas se emplea seguidamente para determinar la composición exacta de las proteínas presentes y sus concentraciones.

Glucosa

El cuerpo excreta normalmente sólo una pequeña cantidad de glucosa (menos de 200 mg por día) con la orina. Sólo cuando el nivel de azúcar en la sangre supera un valor de aproximadamente 180 mg dl (es normal hasta 120 mg/dl), aumenta la excreción de glucosa en la orina y se puede detectar con una tira de prueba. Casi siempre esta “glucosuria” (más de 15 mg/dl) indica una diabetes mellitus que debe ser determinada adicionalmente.

Cuerpos cetónicos

Durante el ayuno prolongado, el cuerpo transforma la grasa corporal de los cuerpos cetónicos que le sirven como proveedor de energía, al igual que la glucosa en la sangre. Por lo tanto, los cuerpos cetónicos son usualmente detectables en la orina.

Si una prueba de orina muestra cuerpos cetónicos podríamos sospechar un estado de desnutrición o de una diabetes mellitus incontrolada. La detección temprana de cetonuria es importante porque muestra trastornos del metabolismo.

Bilirrubina

La bilirrubina se forma en el hígado, el bazo y la médula ósea en la eliminación de glóbulos rojos (hemoglobina). Normalmente la bilirrubina entra a través de los conductos biliares en el intestino y es excretada en las heces. Si los conductos biliares están obstruidos, por ejemplo por una litiasis o un tumor, la bilirrubina se acumula en la sangre y finalmente es excretada con la orina a través de los riñones. Una inflamación y la cirrosis hepática también pueden provocar un alto valor de bilirrubina en la orina. La presencia de bilirrubina de color rojo anaranjado y sus productos de degradación conduce a un notable oscurecimiento de la orina. Al mismo tiempo, debido a los mayores niveles de bilirrubina en la sangre se produce la llamada ictericia que se caracteriza por el color amarillento de la piel, y también especialmente en la conjuntiva del ojo.