Reproducción asistida: FIV (fecundación in vitro)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (23 de Septiembre de 2011)

La reproducción asistida se puede realizar a través de la llamada fecundación in vitro. “Fecundación in vitro” hace referencia a un método de fertilización del óvulo fuera del cuerpo. Tras la FIV se produce la transferencia del óvulo fecundado o del embrión. En 1978 llegó al mundo en Reino Unido la primera niña concebida a través de fecundación in vitro: Louise Brown. En una placa de Petri se unió el óvulo y el esperma, y a continuación se implantó el óvulo fecundado en la madre de Louise.

La inseminación artificial a través de FIV se desarrolla según el siguiente procedimiento: el médico extrae, bajo control ecográfico, algunos óvulos a través de la vagina y fuera del cuerpo se fecundan con el esperma de la pareja o de otro hombre. En este caso, la fecundación se produce por sí sola, por así decirlo. Es decir, no se produce mediante una inyección, sino que se produce por sí misma en el óvulo. Cerca de 48 horas tras la fecundación, el médico implanta los óvulos fecundados (hasta tres óvulos) en el útero de la mujer.

La FIV se realiza cuando la esterilidad de la mujer es de origen tubárico, es decir las die trompas de Falopio no funcionan correctamente como para que en ellas se pueda producir la fecundación. La tasa de recién nacidos de la fecundación in vitro es de un 18%.