Marcapasos cardíaco

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

El marcapasos es un dispositivo que funciona con batería y proporciona impulsos eléctricos al corazón. Este dispositivo consiste en una caja con su circuito eléctrico y batería correspondientes. Cada dispositivo presenta uno o dos pequeños accesorios, también denominados electrodos o sondas, que establecen la conexión entre el marcapasos y el músculo cardiaco.

Generalmente, los marcapasos se implantan bajo el músculo pectoral en una intervención de unos 20 minutos de duración en la que se utiliza anestesia local.

Cuando el corazón late, el músculo cardiaco se contrae (contracción). Normalmente, este mecanismo de contracción del músculo cardiaco está causado por la estimulación eléctrica repetitiva, regular e individual de las células musculares. El responsable de esto es el sistema de conducción del corazón que desencadena el impulso eléctrico. Cuando el sistema de conducción del corazón está intacto, el impulso eléctrico llega a las células musculares cardiacas de los ventrículos.

Las anomalías de la propagación del estímulo se subdividen en los trastornos de la formación del estímulo y la capacidad de conducción. Cuando se produce un conjunto de trastornos de la formación del estímulo o la capacidad de conducción, es necesario el tratamiento con un marcapasos temporal o permanente. La implantación de un marcapasos es hoy en día una intervención rutinaria y numerosas personas, sobre todo, personas mayores, viven gracias a este aparato. La batería del marcapasos dura de 6 a 14 años y transcurrido ese periodo, hay que cambiarla.

El marcapasos se utiliza para garantizar un latido normal y regular y elevar la calidad de vida. Algunas personas necesitan un marcapasos de forma permanente, en otros casos, el marcapasos solo es necesario durante un determinado periodo de tiempo. Entonces, el marcapasos se convierte en algo pasajero. Normalmente, el tratamiento con marcapasos se debe llevar a cabo tan pronto como sea necesario y durante el menor tiempo posible.