Endoscopia gastrointestinal superior (gastroscopia)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Goodshoot

Una gastroscopia es una endoscopia gastrointestinal superior, una prueba de exploración en la que, mediante un gastroscopio, es posible observar la mucosa del esófago, el estómago y el duodeno.

El gastroscopio (un endoscopio especial) es un instrumento tubular flexible que se introduce por la boca hacia el esófago para realizar la prueba denominada gastroscopia. Este instrumento emite luz y, mediante un conjunto óptico especial dentro de la estructura del instrumento, permite observar la pared del esófago, el estómago y el duodeno. En la mayoría de los casos la imagen se transmite electrónicamente a la pantalla de un monitor para que varias personas puedan seguir simultáneamente la gastroscopia (llamada endoscopia por vídeo).

Una gastroscopia no solo permite observar el esófago, el interior del estómago y el duodeno, sino que también permite extraer muestras de tejido (por ejemplo, realizar una biopsia de estómago) y realizar distintos tratamientos (por ejemplo, detener hemorragias de estómago con láser o extracción de pólipos). Con frecuencia el diagnóstico tras la gastroscopia es: una úlcera de estómago o úlcera de duodeno, una dispepsia funcional (al descartar lesión orgánica) o una lesión en la mucosa del tercio inferior del esófago, como, por ejemplo, una esofagitis por reflujo provocado por el reflujo de los jugos gástricos.

Una biopsia de la pared del estómago es especialmente útil para valorar si se oculta alguna alteración orgánica tras unas molestias referidas al estómago o a la región del epigástrico. Tras la gastroscopia el médico puede enviar las muestras a un patólogo para que las examine bajo el microscopio y determine si se trata de una inflamación de la mucosa del estómago (gastritis) o de un tumor de estómago benigno lo que provoca los síntomas. A partir del examen del tejido el patólogo también puede determinar si la causa de las molestias y de las alteraciones visibles de la pared del estómago es un cáncer de estómago, es decir, un tumor maligno.

La gastroscopia se realiza en un hospital o de forma ambulatoria, por ejemplo, en la consulta de medicina interna general o del gastroenterólogo (gastroenterología).