Entrenamiento autógeno: Ámbitos de aplicación

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

El entrenamiento autógeno es susceptible de aplicarse en diversos ámbitos. La autorrelajación por medio de este método se utiliza ampliamente en la pequeña psicoterapia, por ejemplo. No se trata de una terapia plena en caso de trastornos psicosomáticos y psíquicos presentes, sino tan solo de una de las muchas opciones disponibles. En el marco de un concepto terapéutico multidimensional, el entrenamiento autógeno respalda las medidas clínicas y psicoterapéuticas existentes. El entrenamiento autógeno puede tener éxito como tratamiento coadyuvante, sobre todo, en los siguientes casos:

La autorrelajación mediante el entrenamiento autógeno también se puede aplicar para facilitar el parto y eliminar el estrés:

  • En la facilitación autógena del parto, el entrenamiento autógeno es un componente fundamental del llamado parto sin dolor.
  • El entrenamiento autógeno, con su efecto liberador de la tensión, es una buena opción para reducir el estrés; permite superar y prevenir las situaciones de estrés. El método es adecuado para niños, jóvenes y adultos en igual medida. Ayuda a enfrentarse con más serenidad al día a día y a las cargas cotidianas, y aumenta, por tanto, de manera sutil y continuada el bienestar.