Publicidad

Publicidad

Electrolitos: Potasio (K+)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (15 de Diciembre de 2015)

Mientras que fuera de las células (el llamado espacio extracelular) se forman los iones de sodio y cloro de electrolito, el ingrediente cuantitativamente más importante, el potasio (K+) se encuentra en el cuerpo humano dentro de las células (intracelular), y solo una pequeña fracción en el flujo sanguíneo fuera de las células. Las causas de las alteraciones de la concentración del potasio en la sangre, por tanto, suelen ser problemas de distribución entre las células y el espacio extracelular. Pero el daño renal también causa una perturbación de la cantidad de potasio en la sangre.

El potasio es una partícula cargada positivamente llamada catión. El potasio se encuentra en muchos ingredientes alimentarios como las frutas y las verduras frescas. El cuerpo elimina este mineral principalmente a través de los riñones, y en menor grado también en el intestino o la piel (a través del sudor).

El potasio es importante para la función eléctrica de todas las células del cuerpo, y especialmente para las células musculares y nerviosas, que dependen para su función de un valor normal de potasio. El efecto de los electrolitos es particularmente evidente en el músculo cardiaco. Los trastornos graves del contenido de potasio son a menudo detectables, independientemente de los valores de laboratorio en el electrocardiograma (ECG), y pueden conducir a trastornos de la función del corazón potencialmente mortales.

El desequilibrio de electrolitos de potasio más común es la deficiencia de potasio (hipopotasemia). La falta de potasio suele deberse a pérdida a través de los riñones y el sistema digestivo. Un valor alto de potasio puede surgir erróneamente si en la muestra de sangre hay disolución de los glóbulos rojos (hemólisis). Esto puede ocurrir, por ejemplo, cuando en la extracción de la muestra de sangre el brazo está congestionado demasiado tiempo, o si la muestra se deja guardada demasiado tiempo.

  • Posibles causas de altos niveles de potasio (hiperpotasemia) son las siguientes:
    • Alta ingesta de potasio
    • Insuficiencia renal crónica o aguda
    • Insuficiencia suprarrenal (enfermedad de Addison)
    • Medicamentos (como ciertos diuréticos, que causan una menor excreción de potasio que otros, o inhibidores de la ECA o citostáticos)
    • Acidez (acidosis)
    • Desintegración celular fuerte (hemólisis, cirugía, quemaduras)
  • Posibles causas de bajos niveles de potasio (hipopotasemia) son las siguientes:
    • Pérdida de potasio a través de los riñones (con diuréticos, hiperaldosteronismo, síndrome de Cushing)
    • Pérdida de potasio a través del tracto gastrointestinal (por vómitos, diarrea, abuso de laxantes)
    • Movimiento de potasio desde el flujo sanguíneo a las células (por ejemplo, por el aumento metabólico o respiratorio del pH en la sangre [= alcalosis metabólica o respiratoria], por aporte de insulina)