Ecografía : Riesgos

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Laura Osuna (22 de Abril de 2016)

Una ecografía no tiene riesgos identificados hasta el momento. Puede aparecer un leve calentamiento que es imperceptible por el paciente. La ecografía no es dolorosa y, por lo general, es poco costosa. 

Pese a que a día de hoy no se han registrado riesgos en el uso de las ecografías se aconseja un uso prudente de los equipos pues no se puede determinar si en el futuro podrán verse riesgos biológicos. Por ello, es recomendable: 

  • Controlar la energía empleada en el estudio (intensidad, potencia).
  • Controlar el tiempo de exposición.
  • Utilizar en los niveles mínimos posibles la capacidad con que cuenta el sistema y los modos de operación.
  • Emplear la sonda de menor frecuencia compatible con el estudio y la resolución que se requiere.
  • Utilizar la ecografía solo en casos necesarios, no abusar de su uso. 

La ecografía no es solo un procedimiento para el diagnóstico de enfermedades. También sirve para el tratamiento de algunas patologías como, por ejemplo, en la destrucción de cálculos renales, el ultrasonido tiene una gran importancia. El procedimiento se denomina tratamiento con ondas de choque extracorpóreas (“litotricia de cálculos renales”). En este tratamiento con ultrasonido pueden aparecer efectos secundarios como hematomas en la zona renal.