Donación de semen: ¿Cuándo se deja de ser donante?

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (24 de Mayo de 2013)

Cuando un candidato a donante de esperma acude a una clínica de reproducción asistida, ha de someterse a distintas pruebas. Las pruebas específicas y el orden en el que se realizan pueden variar ligeramente de unos centros a otros, pero, en general, son las siguientes:

  • Análisis del semen: para comprobar que el semen es de calidad, con espermatozoides suficientes y de movilidad elevada. Además, se le hace una prueba de congelado y descongelado, para comprobar que resiste ambos procesos sin perder cualidades. También se hace un estudio para descartar anomalías en los cromosomas.
  • Análisis de sangre: para detectar enfermedades infecciosas.
  • Entrevista con un médico: el médico realizará una historia médica personal y familiar para descartar posibles enfermedades hereditarias que el donante aún no haya manifestado. Además, evaluará el estado de salud y las características físicas del candidato.

Una vez superados estos requisitos, el candidato ya puede donar. A partir de ese momento, podrá acudir a la clínica de reproducción asistida hasta una vez a la semana, durante un periodo de entre 3 y 9 meses (lo habitual es realizar donaciones durante 6 meses). Lo habitual es que las clínicas permitan al donante acomodar las donaciones a sus horarios y rutinas, de forma que acudir le ocasione los menores inconvenientes posibles.

En cada visita, el donante recibirá un bote esterilizado donde depositará la muestra. En las clínicas de fertilidad existen salas especiales para que los donantes se encuentren lo más cómodos posible al obtener las muestras.

Al contrario que en la donación de óvulos, para la donación de esperma no es necesario someterse a ningún tratamiento. La única condición que debe cumplir el donante durante este periodo es abstenerse de mantener relaciones sexuales y no eyacular entre tres y cinco días antes de acudir para efectuar una donación.

Una vez completado el periodo de donación, al donante se le repiten de nuevo los análisis de sangre, para descartar que haya contraído alguna infección desde las primeras pruebas.

¿Cuándo se deja de ser donante?

Si, por algún motivo, el donante desea dejar de serlo, puede comunicarlo a la clínica, que estará obligada a destruir sus muestras.

También la clínica tiene derecho a dejar de utilizar y a destruir las muestras de esperma de un donante si se detecta una pérdida de calidad o alguna anomalía, como, por ejemplo, una enfermedad infecciosa.

La Ley sobre Técnicas de Reproducción Asistida establece que, como máximo, se podrán engendrar 6 niños a partir del esperma de un donante. Por ese motivo, existe un Registro Nacional de Donantes, en el que las clínicas consignan el uso que hacen de las muestras obtenidas de cada donante. De esta forma, cuando se alcanzan los 6 embarazos, se destruyen las muestras restantes.