Diagnóstico precoz del cáncer ginecológico: Anamnesis

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Isabel Pescador (19 de Marzo de 2012)

La anamnesis es el primer paso en el diagnóstico ginecológico precoz. En esta, el ginecólogo realiza algunas preguntas. Para el médico es importante, entre otras, la siguiente información para el diagnóstico precoz del cáncer:

Exploración

Exploración manual del pecho

Las mujeres a partir de 30 años se someten también en las pruebas de diagnóstico precoz del cáncer ginecológico a una exploración manual del pecho. Como en la autoexploración, el médico palpa el tejido glandular del pecho para detectar posibles endurecimientos y otros cambios nodulares en el tejido. La exploración manual del pecho sirve de esta forma al diagnóstico precoz del cáncer de mama. Además, explora las axilas para determinar si los nódulos linfáticos han aumentado de tamaño.

Exploraciones en el potro ginecológico

La mujer ha de tumbarse en el potro ginecológico para el diagnóstico precoz del cáncer. Para la prevención del cáncer, el médico explora los órganos sexuales internos y externos de la mujer. Para ello, en primer lugar observa la zona visible de la vagina, es decir, los labios mayores y menores. A continuación, examina la entrada a la vagina, la vagina misma y el cuello uterino y busca cambios sospechosos.

Colposcopia

La colposcopia (visualización de la vagina) también forma parte del diagnóstico precoz del cáncer ginecológico. El colposcopio es una especie de lupa que permite al médico visualizar el cuello uterino y las paredes de la vagina con un aumento entre 10 y 40 veces mayor.

Con esta exploración, también puede reconocer pequeños cambios en la mucosa que no se ven a simple vista.

Citología

El diagnóstico precoz del cáncer ginecológico concluye con una citología de la mucosa del cuello uterino. Este análisis celular, denominado también prueba de Papanicolau, tiene como objetivo descubrir lo antes posible el cáncer de cuello de útero. En dicho examen, el médico toma con finos bastones de algodón dos muestras: una del orificio externo del útero y otra del cuello uterino (cérvix). Estas muestras se pueden analizar en el laboratorio en busca de cambios celulares y cáncer (etapas iniciales).