Detección precoz del cáncer de próstata: Biopsia

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

Si por las pruebas previas se sospecha de cáncer de próstata, la biopsia de próstata puede confirmar o descartar el cáncer con mayor probabilidad. No obstante, el médico debe hablar claramente con el paciente sobre estos métodos de exploración y sopesar muy detenidamente la decisión de realizar una biopsia. Desde el recto o el perineo el médico supervisa con la ecografía y pincha con una cánula en diferentes áreas de la próstata para extraer tejido prostático. Entonces el patólogo analiza eventuales células tumorales de esta muestra bajo el microscopio. Si detecta un carcinoma prostático, puede determinar simultáneamente el tipo de tumor exacto.

La biopsia suele ser inocua o poco dolorosa y se realiza ambulatoriamente. Entre las complicaciones, poco habituales, puede producirse un fuerte sangrado y una inflamación aguda de la próstata (prostatitis). En los días posteriores a la biopsia de próstata los pacientes suelen presentar un poco de sangre en el esperma y, con menor frecuencia, en la orina.

Para evitar infecciones, el paciente recibe ya un antibiótico la noche previa a la extracción de tejido. No debe temerse que con la introducción y la extracción de la aguja las células tumorales se extiendan por el cuerpo y formen metástasis.