Publicidad

Publicidad

Biopsia asistida por vacío (BCAV)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

La biopsia asistida por vacío (BCAV = biopsia del seno mínimamente invasiva) es un procedimiento no invasivo y seguro para extraer muestras de tejido. La biopsia asistida por vacío se utiliza, sobre todo, para la detección precoz del cáncer de mama.

Una mamografía o una ecografía (examen por ultrasonidos) del seno no proporcionan siempre resultados claros sobre la naturaleza benigna o maligna de una alteración (como una microcalcificación) o un nódulo palpable. Por eso, a menudo es necesario extraer una muestra de tejido del seno (biopsia mamaria). Una biopsia asistida por vacío de la mama se realiza cuando la mamografía detecta alteraciones del tejido con un tamaño de cinco milímetros o más. Tras la extracción de la muestra de tejido alterado mediante la biopsia asistida por vacío, se examina el mismo para determinar si la alteración es benigna o maligna. Solo el examen del tejido extraído permite determinar de forma definitiva si la alteración del tejido es benigna o no.

La biopsia asistida por vacío proporciona por tanto un diagnóstico seguro. Este método es poco invasivo y evita una sobrecarga innecesaria de la paciente. La biopsia asistida por vacío representa una mejora de las biopsias por aguja mínimamente invasivas.